viernes, 24 de julio de 2009

Tiempo después ....Solicitud aceptada.

Cuando crees todo perdido y crees también que la chica que hace años no veías y que tu intento por comunicarte con ella pareció tan estéril, te sorprenden con un saludo. Hace ya más de un año que no sabía de ella, definitivamente nuestros caminos siguieron trechos distintos, es más, creyendo que no la vería nunca ni me comunicaría, escribí sobre un verano que pasamos juntos, dejando notar claramente mi gusto sobre ella, la verdad ya no me importaba, ya no hablaríamos nunca mas así que el bochorno de conversarle y verla después de esa seudo declaración no existirían jamás.

Siempre creí tener una química con ella, una cierta forma de conectarnos, una empatía medio extraña, sin poder tener una conversación por más de una media hora, extrañamente sabia que me llevaría bien con ella.
Lo cierto es que lo intenté, trate de crear un espacio para poder descubrir mi teoría, pero nunca lo hallé. Creaba espacio minúsculos para probar que esa chica y yo mirábamos lo mismo, pero nunca pude siquiera decirle me gustas. Ella evadía toda situación que intentaba crear, siempre la veía haciendo algo, siempre apurada, apresurada y jamás sostuvo por las de 5 segundos la mirada que yo le daba.
Me parecía que ella hacia lo correcto, tenia enamorado y no quería dar ninguna chance a nada, aunque yo testarudamente insistía en tener un momento con ella, un momento que nunca llegó. Aun inconscientemente y dando una última chance de poder al menos hablar con ella de forma virtual, conseguí su mail y la agregue a mi MSN, esperé toda ese semana que salga una ventana de un contacto con su nombre, quería escuchar un TUCUTIN para iniciar una conversación con ella, pero tampoco llegó, cerré esa historia así, como la chica que nunca me hizo caso, que en realidad nunca le importó siquiera conversar conmigo y que muy a diferencia mía ella nunca había sentido esa química que yo si sentí.
Ahora el destino y quizás las fuerza planetarias me daban totalmente la contra. Estaba en mi MSN y veo una ventana que emerge al lado izquierdo de la pantalla de mi laptop y me saluda.

S... dice: Hola. De seguro que mi saludo te va sorprender
Raúl dice: hola, dios mío, que pasó eres tú?
S dice: jaja ya sabía
Raúl dice: después de casi un año y un poco más me aceptaste en tu MSN
S dice: jejeje para q veas las sorpresas de vez en cuando son buenas
Raúl. dice: en serio de verdad q si, bueno como que te sorprende más que acepten tu solicitud después de un año
S dice: algo tarde pero q no se diga q nunca fue así
Raúl dice: pensé que mi solicitud cual hoja de CV de practicante lo habías botado al tacho jaja
S dice: bueno para q veas, tu correo demoró mucho en llegar
Raúl dice: si no?
S dice: a la próxima invierte más en el correo pe
Raúl dice: jaja... lo haré, me pasaron varias ideas en la cabeza que las iba matando conforme salían
S dice: nooooooooooo seas malo tampoco tampoco
Raúl dice: me dije, bueno si ya no acepta la primera, porque aceptaría la segunda jaja
S dice: nunca me has caído mal así q eso ni hablar
Raúl dice: pero después de mi declaración bochornosa en mi blog ... ya pensé que nunca te vería por acá jaja

Como les digo nunca nada está dicho, ya no me encordaba, siquiera, haberle mandando un mensaje a ella invitándola a mi MSN, ya no recordaba su sonrisa, su perfume, ni su voz, pero basto ese saluda para imaginarla nuevamente, para saber que ella aunque sea por un minúsculo momento si se acordó de los momentos (que son pocos) que pasamos juntos, no como amigos ni como nada, como dos completos extraños, y quizás yo, un extraño que dejaba notar su gusto hacia ella. Me gusto saber de ella, hablar con ella, solo sabia cosas de ella a través de sus amigas, me decían que seguía con su enamorado y que ya se iba a casar, definitivamente no me alegro la noticia, no sé porque, porque aunque se que ambos nunca fuimos nada, creo que esa noticia golpeaba mi idea de que ella algún día tuvo ese pequeño chispazo de química conmigo.
Seguíamos conversando y poco a poco supe que mi teoría era cierta, si teníamos algo que era incompresible, si había esa cosa extraña que sientes cuando conversas con alguien, una coordinación entre sus palabras, un ritmo homogéneo de los dos. La conversación se extendía más y no quería acabar.

Raul dice: me traías algo loco pero no lo dejaba notar
S dice: bueno hiciste un buen trabajo no se notó nadita
Raúl dice: jajaja el dios del camuflaje
S dice: buen disfraz
Raúl dice: pero me dijiste que pensaste dos cosas
S dice: claro primero en lo loco q eras y luego en lo gracioso
Raúl dice: gracioso lo que había escrito o lo gracioso que era yo
S dice: las dos cosas jee
Raúl dice: jajaja
S dice: y ahora dime quién es tu víctima?
Raúl dice: tu no era víctima o te sentías victima?
S dice: es una bromita pe
Raúl dice: jajaja
S dice: sígueme la broma aguafiestas jejeje
Raúl dice: es que trato de ponerte en aprietos jajaj
S dice: ahhhhhhhh de lo peor de lo peor
Raúl dice: ahora nadie es victima...Aprendí mi lección moraleja: CUANDO UNA CHICA TE GUSTA, EL VERANO TE PRESENTARAN A SU NOVIO Y SE IRAN SIN REPARO Y SIN DESPEDIRSE
Raúl dice: jajaja
S dice: jaja me has hecho reír
Raúl dice: jajajajaja ves mira lo que te has perdido todo este mas de un año que no me has aceptado en el MSN , varias sesiones de risoterapia
S dice: ja asu q lástima
Raúl dice: y encima gratuitas
S dice: ahhh eso es tú roche para q no lo vendes



Descubrí que no era ajena a mis bromas, solo que las esquivaba, quizás por el temor de encontrar algo, una encrucijada en su razón. Supe por qué se alejaban tanto de mi, por qué no compartía esa idea de poder hablarnos, ahora sé que lo hacía porque sabía que me gustaba, y tampoco quería tomarse el riesgo de descubrir que también yo le atraía, que aparte de no serle indiferente, no quería plantearle esa duda de porque nos llevamos bien, de porque reía por mis bromas, de porque le gustaban mi delirantes ocurrencias.
La conversación se extendió por espacio de dos horas y un poco más aún había que conversa, preguntar que hacer, situaciones que aclarar. Después de todo este tiempo me quedo claro todo.

S dice: si por eso me cerré a conocer más porque no quería que nada malogre mi relación de repente me pudo hacer pasado como te pasó a ti ¿imagínate en q situación estaría ahora? para mí las cosas hay q pensarlas
Raúl dice: ¿casándote conmigo? jajaja
S dice: jeje no dices q no te casarías
Raúl dice: ya te dije porque me casaría
S dice: jeje ya comprendí bueno pero así sucedió esto
Raúl dice: está bien...me alegro que estés bien
S dice: a mi también bueno mañana tengo q levantarme temprano
Raúl dice: si aparte lo nuestro hubiera sido imposible..... No sabes bailar salsa...
S dice: jaa
Raúl dice: jajajaja
S dice: claro eso es un buen punto de vista
Raúl dice: jajaaja
S dice: uyyy yo te hubiese pisado tanta veces
Raúl dice: una ves te taba enseñando creo, de verdad te enseñaría siempre así no aprendieras, sería como tu maestro eterno, encantado de serlo, en fin...anda descansa...
S dice: gracias, ya estaremos hablando
Raúl dice: me alegro mucho conversar contigo
S dice: si no tuviera q levantarme temprano seguiría conversando
Raúl dice: jaja igual yo así tenga que levantarme temprano, seguiría
S dice: pero el deber nos llama jejeje cuídate mucho ya nos vemos
Raúl dice: grata y bonita sorpresa ahora sé que hablas jajaja
S dice: besos te me cuidas espero q mañana no estés dormido jee ya deja de molestarme así

Y se fue. Aún cuando salió del MSN tenia una grata sensación, me fui a mi cama y la recordé como siempre lo hacía, descubrí que no se acercaba a mi por ese temor de llevarnos tan bien, de conversar naturalmente de todo, de no tomarse ese riesgo que suponía, de no mirarme mas tiempo, de no descubrir mas mi gusto totalmente loco hacia ella, de que no le gusten cada vez mas mis ocurrencias, no quiso exponerse a nada. Estaba bien como estaba, tranquila con su novio.
Lo que digo y creo es que a veces es bueno cerrarse y no crearse situaciones así, si ya tienes algo bueno para qué más. Pero luego te preguntas, ¿Y si BUENO no es suficiente, y quieres algo como ESPECTACULAR? Quizás me arriesgue a decir que lo nuestro hubiera sido espectacular, pero lo que si estoy seguro es que esta conversación le pareció tan especial como me pareció a mí. Porque después de días aun sigo creyendo que aun lo recuerda tanto como yo y ojala no espere otro año para poder conversar nuevamente.

jueves, 9 de julio de 2009

Historias de volante.

Hay mañanas que me aburro tener que subir a un micro, de bancarme al cobrador gritando en cada esquina pugnando por un pasajero más, de ir apretujado cual sardina gran parte de la Javier Prado, de soportar heroicamente estar parado casi media hora alrededor de gente que no conozco y que por circunstancias de la vida sus cuerpos se encuentran cerca al mío, haciendo la situación mas incomoda cada minuto. Hay mañanas que no puedo soportar el claxon inacabable de los micros, las metidas de carros, mentadas de madre, el trafico asqueroso, el cobrador recontra piraña, el chofer asesino, el pendejo conductor que se queda dos horas en todas las esquinas, el choro que se camufla como preocupado estudiante, el renegón que todo le llega y cada aventura que pasas en una combi, custer, micro, etc.

Simplemente hay mañanas que no soporto todo ese batallar y decido ir cómodamente sentado en un taxi aunque ese privilegio melle en algo mi billetera, pero no importa, cualquier cosa por evadir todo ese trance. Lo excepcional de un taxi, es, primero, la comodidad y el ahorro de tiempo que puedes llegar a tener, ya no mas paradas en cada esquina, a cambio tienes todo un trayecto libre y rápido hacia tu destino, cómodamente sentado mirando apaciblemente a través de la ventana y escuchando las canciones que has seleccionado en tu mp3.

Lo particular de los taxis es que muchos de los conductores no suele quedarse callado, se meten la lora del planeta, recuerdo dos en particular.

Uno que sin quererlo me empezó a hablar. Estratégicamente me había posicionado en el asiento de atrás para evitar ese carmoso dialogo que en ese momento no tenia ganas de entablar. Contra mi voluntad empezamos a hablar y el taxista me dice que él debió estar en la universidad y luego fácil hubiera estado en el congreso, por su espejo retrovisor alcanzó a ver mi sonrisa algo burlona y me respondió ¿que no me crees? Luego empezó a soltar una serie de preguntas como en las que vienen en el librito de un sol de cultura general, ¿Quién descubrió América? ¿Quién fue el primer hombre en pisar la Luna? Obras de una serie de presidentes del Perú, la verdad que del cuestionario que me planteó no todas tuvieron respuesta, mi memoria de largo plazo no llegaba a recordar mi época en que deglutía todo tipo de libro, de historia, de cultura general y aunque respondí algunas de las interrogantes otras se me pasaron y era prácticamente atacado por este taxista que sabía de pe a pa todo referente a historia. Lo sorprendente es que aparte de darme la respuesta lo acompañada de una breve descripción de los hechos, todo un maestro. Era todo un tinterillo, hablando a más no poder, tratando de dejar claro su sabiduría, yo aun estupefacto seguía sonriendo mirando y escuchando la cátedra que el taxista daba.

Se expresaba tan bien, como si su taxi lo hubiera convertido en el más renombrado auditorio, su asiento se haya convertido en un podio de caoba fina, y el volante un micrófono con el cual todo su renombrado público lo escuchaba. Se mandaba un floro bravo, mientras que yo representaba ese público encandilado con ese floro callejero sustentado en base a ese librito de sol. Cuando llegué a mi destino, supe que nunca iba a olvidar a ese taxista, tan jovial, tan lleno de optimismo, tan letrado, tan memorístico, tan dotado de ese verso callejero, tan congresista, tan catedrático, tan genio como el mismo se lo creía.

Me topé con otro taxista, de seguro también ustedes se lo han topado, el taxista de antaño, el viejito jubilado que te cuenta todo las aventurillas del pasado, te cuenta que todo lo pasado fue mejor, que antes había mas respeto, que antes era todo Lima era la tierra de nunca jamás, era una tierra perfecta, ves por la ventana y te preguntas que le pasó a la Lima, ¿cuándo se convirtió en horrible? Cuando se congestionó tanto, cuando se pobló de tanto choro y de tantas combis asesinas, volteas miras al abuelito y crees que todo es una fabula, no crees que esa Lima que ves a través del parabrisas sea la misma que el viejito te cuenta, crees que en ves de parecerse a Guepeto, debió ser Pinocho por todas las mentiras que te cuenta.
Pero después le das crédito, te dices, si el viejito lo dice con tanta vehemencia es porque en algún eso pudo ser cierto, pudo sentir esa maravilla de tierra, si antes existieron los Nenes Cubillas, Los Cholo Sotil, porque no creerle al tio.

Luego me soltó un consejo que bien aprendido lo tengo. Me dijo unas sabias palabras, “Lo primero por donde se comienza a ver la presencia de un caballero, es por sus zapatos, así que deben estar impecables” mientras que escondía mis zapaos que minutos antes se habían mezclado con la arena de la construcción de la esquina, quedando literalmente en la ruina. El señor de antaño, mientras conducía y me daba ese floro del zapato, llegó a ojear los míos, que intentaba, sin éxito, esconderlos y movió ligeramente la cabeza, desaprobando lo asqueroso de mi calzado.
Cuando llegué al trabajo lo primero que hice es sacar un brillo espectacular a mi prenda, porque sabía que más sabe diablo por viejo que por taxista.

La aventura de subir a un taxi es encontrarte con personajes únicos en el volante, lastimosamente por estos días el tomar un taxi se ha convertido en un acto algo suicida, por los accidentes y robos que hay, pero la parte enriquecedora de un taxi esta en entablar ese pequeño gran dialogo con esas personas que conocen tanto del lugar donde vivimos, conocen tanto de nuestro presente como de nuestro pasado. Diría que aparte de la comodidad, del ahorro de tiempo que te da un taxi, lo mas chévere son los personajes detrás de todo ese fierro amarillo.