jueves, 25 de diciembre de 2008

Feliz Navidad

Los regalos se hicieron interminables y ya casi todo mi lista de a quienes tenia que regalar ya había acabado, me entraron dudas de que comprarle, no soy nada de ella pero definitivamente los deseos de darle esos regalos melosos y cursis me invadieron, le hice tres regalos de los que no pude dejar de hacerlo, a veces cuando me entra una idea a la cabeza es muy difícil que deje de hacerla y peor aun si es a una persona que realmente me importa.

La navidad pasada a Pamela, con quien ya había acabado hace varios meses y con quien sabia no pasaría mas nada, le mande un presente, un colage de imagenes y texto con una música un tanto enamoradiza, en ese época aun la recordaba mucho y no dude en hacerle eso. Ya pasada las doce, estuve con mi dedo en el Mouse sin saber si mandarle a su mail o no, al final las ganas de darle algo y dejar expreso que si la recuerdo pudieron mas y el presente se fue a miles de kilómetros hacia ella. Nunca me respondió creí que nunca le gusto el presente y que no represento nada, al cabo de unos meses recibo este mail…

nunca hasta el dia de hoy habia visto este archivo adjunto q me enviaste la ultimas navidad, la primera evz q revise eeste correo no tuve tiempo de bajarlo y el tiempo paso y nunca mas lo volvi a ver hasta hoy...muchas gracias esta muy lindo lo q hiciste, como siempre lograste conmover mi a veces duro y danianado corazon
gracias raul y sabes q el sentimiento es mutuo

PAMELA.

Supe, aunque a destiempo, que el tiempo metido en la computadora dio sus frutos, lo que había querido había sucedido.

Este año los regalos a mi familia resultaron buenos, todos quedaron contentos, los tres presentes que le hice a la señorita en cuestión creo que le gustaron. Primero una tarjeta un tanto romanticota que le agrado bastante, después una video con todas las fotos que le tome este año, era como decirle que esas fotos son enteramente suyas, que lse las tome queriéndola, amándola, y que si el destino no es generoso, al menos quedaran como un video del recuerdo, Cuando veía ese detalle del video corría una lagrima por sus mejillas. Después de varias horas tomando un café le di una pulsera, me gusta sorprenderla y ver su rostro mirarme como diciendo que esto nunca lo creía posible. Dude en hacerlo porque me pareció mucho para alguien con quien no se que pasara, pero me dije al diablo, es navidad y si no lo hago de ahí me arrepentiré, por eso di cada uno de los regalos, para bien o para mal, ¿que recibi? Bueno lo mismo de todos los años, calzoncillo, bibidis, polos, etc, aun espero para que un regalo sea el especial, porque cuando estas con enamorada el regalo que te hace es especial, porque sabe tus manías y tus gustos al máximo, es por eso que son regalos que más recuerdas.

Feliz Navidad a todos queridos bloggers, que sus regalos hayan sido satisfactorios, que hayan gustado y que les haya gustado regalarlos, sin importar lo material creo que cuenta mucho el sentimiento con el que lo hagas, amo a mi famila por eso los regalos, adoro la sonrisa de la chica a la que regale mas de lo esperado y creo esta navidad fue muy buena, pasándola con la gente que quiero.

Feliz navidad amigos.
(disculpen por las faltas orotgraficas, lo apremiante del tiempo solo me hizo escribir y colgarlo)

martes, 16 de diciembre de 2008

¿Buena noticia?

No sé porqué pero cuando la persona que alguna vez forma parte de nuestra vida amorosa nos dice que se va a casar sentimos un extraño temblor, un extraño sentimiento que sin ser tan apremiante nos puede causar una temblorosa sensación

Eso pasé estos últimos meses de este año. Cuando llegué al banco y la vi con la sonrisa que siempre me embrujará sólo atiné a poner mi cara de baboso y sonreírle. Me dijo con un gesto exquisitamente disimulado que me acercara a su caja, me atendió y me dijo que salía en una hora, sin dudarlo la esperé. Karen fue mi primer amor, la primera chica que trazo líneas marcadas a lo que ahora suelo ser en las relaciones que comienzo. La esperé dando idas y vueltas en un espacio reducido cual león enjaulado, salio y me sonrío como solo ella puede hacerlo. Caminamos por las calles de San Miguel, después de ponernos al día de nuestras vidas, ella soltó la noticia, me dijo que ya estaba pensando en casarse, quede algo estupefacto, un vacío rápido pero significativo se instalo en mi estomago, similar al vacío que sientes cuando caes de lo mas alto de una montaña rusa.

Después de caer en la cuenta, la felicité, que bueno que vayas a hacerlo, bromeé con ella augurando que estaría ahí inmiscuido en las bancas de la iglesia, ella me dijo que me invitaría, mentí diciéndole que iría, mentí diciéndole que aplaudiría cuando ella salga de la mano de su esposo, mentí diciéndole que le tomaría varias fotos y mentí diciéndole que bailaría con ella en la fiesta. Soñé maquiavélicamente raptarla del altar y llevarla conmigo, llevarla al mismo lugar donde ambos nos enamoramos y saber ambos que aunque ella le daría el sí a otra persona, ella alguna vez soñó conmigo darme ese sí que ahora ya no me pertenecía.

Definitivamente la noticia de su futuro matrimonio me dejo pensando, claro que le deseo toda la felicidad del planeta, pero se que siempre, aunque tenga mil anillos, me va a recordar y se que me lleva en alguna parte de su corazón un tanto saturado por el amor que recibe de su futuro esposo.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

Ellas me esperaban, a Cynthia la veía después de tiempo y me perdí con ella en un abrazo interminable, me alegro mucho verla, recordamos juntos épocas universitarias que nunca olvidaré. A Silvia no la veía después de un tiempo prolongado, estaba bellísima y supe con certeza que el gusto hacia ella siempre lo tendré, sus ojos chinitos y sus perfectos labios siempre me van a atraer, ella siempre será el imán que atraerá mi mirada y mi atención.

Después de coqueteos de mi parte, me dijo que ya era novia y que los planes de su matrimonio estaban en camino, me dio la mano y una piedra de un tamaño importante ratificaba su noviazgo, solo atiné a decir, muy bien, después de quedar en la orbita lunar, no podía creerlo, se veía ilusionada y mientras más me contaba sobre su relación ya veía la forma como hacer que esa piedra acabara en el tacho de basura. Le dije que mientras habláramos, sacara de mi vista ese perturbable anillo con esa piedra que me llamaba a desaparecerla.

También me dijo que me invitaría a su matrimonio, también mentí diciéndole que iría.
Cuando hablábamos de la época en la que yo estaba loco por ella, me soltó una pregunta, una interrogante que siempre quedara como eso, una gran incógnita que nunca quisimos descubrir, que hubiera sido estar juntos alguna vez ¿no?, yo le respondí con ironía y con mucha carga de verdad, hubiéramos sido felices, note una mirada de ternura y luego para no caer en dudas poso nuevamente la piedra en la mesa.

Cuando la chica que alguna vez fue tu amor te dice que se casará, sientes perder algo de tu corazón, sientes que parte de tu corazón se rompe, te vuelves egoísta y no quieres dejarlas ir, hipócrita al máximo, deseando felicidad y por otro lado maquinando como hacer que fracase la ceremonia. Creo que nos ponemos el disfraz del perro del hortelano, queriendo atragantarnos sin dejar que los demás coman, pero como no hacerlo, como no sentir esa sensación de pertenencia hacia alguien que alguna vez fue tuya.

Solo queda decir que si iras al matrimonio, que si aplaudirás, que si tomaras fotos, que si felicitarás a la feliz pareja, que bailaras con la novia, mientras que muy dentro de ti sabes que ese día, ese día nunca llegará y te quedarás en un bar con una copa en la mano, deseando que el novio se fracture la pierna y que nunca llegue al altar, pero detrás de esos fatales desenlaces que maquinas, sobre todo vas a querer su felicidad, una felicidad que por otras circunstancias tu no le pudiste dar.


Fotos de aquel encuentro con Silvia y Cynthia. Silvia es la de la primera foto. Con Karen no hay fotos, asi que imaginensela.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Un hasta luego ...Promoción XV


Siempre creí ver en los salones del JLB una homogeneidad de alumnos pitucos aglomerados en salones, chicos pavos enmarcados en uniformes multicolores. Definitivamente encontré a esos chicos, a chicos pavos que nunca dejarán de serlo, a pituquitos, a sobrados y a varios especimenes que deambulan en los patios del colegio.
Lo que no creí encontrar fue una promoción como la de ustedes y aunque los conozco poco he podido entrar en su círculo, circulo que siempre es muy exclusivo dentro de una promoción.

Me hicieron recordar mucho a mi promoción del colegio, cada uno con una característica marcada, muy jodidos, creativos y cada minuto queriendo más a su promoción. Vivan estos últimos días de su promoción al máximo, abracen a sus amigos cuando quieran hacerlo, díganles que los quieren y prométanse mutuamente nunca dejarse de ver.

He podido comprobar en muchas de los círculos en los que me he movido, que puedes conocer infinidad de gente. Tengo amigos en todos lados, de la academia, de las universidad, de los anteriores trabajos, pero lo que si les digo que verdaderos amigos, de esos que con sólo una llamada están a tu lado, a ellos sólo los encuentras en el colegio, sólo los que compartieron contigo años de estudio y bromas, años de palomilladas y mariconadas, los que saben tus manías y temores, tus fuerzas y debilidades, tus amores y desamores, conocen cada detalle de ti y saben como apoyaste en momentos difíciles y sonreír contigo en momentos felices.

Son algo particular de este colegio, séanlo siempre, porque la frivolidad con la que se cubre este mundo se detiene con la calidez que existe en el salón que hoy, por unos días más, los alberga.

Este año que ustedes son promoción yo celebre diez año de la mía, hace poco vi a todos mis amigos que compartieron conmigo una carpeta y no saben lo maravilloso que es, ver y saber que a pesar del tiempo no hemos cambiado, quizás un poco nuestro aspecto, pero en esencia seguimos siendo los mismos. Espero que ustedes tengan eso, que se busquen y de que acá a varios años se reúnan y sigan bromeando y diciendo las mismas chapas que algún día se pusieron y que recuerden anécdotas se siempre.

Cada momento que compartí con ustedes siempre tenía un mensaje subliminal: UNION. Nunca pierdan esa unión que siempre los ha caracterizado.

Muchas gracias por todos muchachos, particularmente por haberme hecho recordar mucho a mi promoción y mi época escolar. Mucha suerte en todo chicos.

Cuando visiten este espacio recuerden siempre tendrán un amigo.
Fotos: Fotos de los alumnos de la Promoción XV del Jean Le Boulch. Ultima foto: Foto de reencuentro de mi promo, algo cambiados pero con el mismo espíritu.

martes, 2 de diciembre de 2008

De todo en una noche

Salimos del bar buscando música que pudiera hacer que movamos nuestro desposeídos huesos, tratar de que nuestro esqueleto adopte el ritmo de alguna música pachanguera o que simplemente el ambiente sea propicio para una conversación picarona con alguna chica.

Las calles de Miraflores fueron el destino, el lugar elegido y lo pondré con todas sus letras, El Tequila. Cuando estuve en la entrada era aparentemente una disco buena en donde podíamos dejar que nuestros cuerpos dominados por el alcohol hicieran lo suyo y flirtear con alguna fémina andante.

“A” estaba avanzado en tragos y la sangre que corría por sus venas estaba claramente gobernada por el licor que había ingerido, él ya había entrado a esta discoteca y creí en mi amigo, creí que había entendido nuestras intenciones de poder juerguear y por ahí hacerle el habla a alguna chica “normal”, pero creo que pensó las cosas de otra manera, sea como fuere, ilusamente, nuevamente le creí.

Lo primero que me pareció extraño fue que no dejaran que mi cámara fotográfica accediera y captara algunas de los pasajes que presenciaríamos, después de un real chongo tuve, muy a mi pesar, dejar mi cámara. Al cuerno la entrada ya estaba pagada.

Cuando entré y di los primeros pasos en El Tequila algo extraño pasaba, no era una discoteca normal, no estaba tan lleno y lo mas extraño de todo era que había más chicas que chicos, eso nunca lo había visto en una discoteca. Siempre el porcentaje de chicos es mayor, siempre hay muchachos pugnando por una mirada, un baile o una mirada propicia para poder abordar a alguna chica.

En esta discoteca pasaba todo lo contrario, las chicas estaban regadas por todos lados y los chicos solo se acercaban y ellas hablaban con ellos sin desparpajo, después de unos minutos de mirar caí en la cuenta del lugar donde me había llevada mi amigo, el lugar que aparentaba ser una discoteca como cualquier otra escondía las más poderosas y exuberantes putas de Miraflores. Maldita sea estaba rodeado de chicas que me miraban con el símbolo del dólar en sus ojos, con las cuales había que soltar tragos y dinero para obtener sus movimientos en la pista de baile. Mire a “A” con odio, mi plan no era estar en un puterio disfrazado de discoteca para que después de un momento la féminas en cuestión me suelten sin desparpajo sus precios astronómicos. Asqueado de la situación me senté a tomar un trago mientras que un mastodonte me decía que guardara mi cámara, maldito cerdo como voy a meter cámara si ya me la quitaron, el descerebrado seguridad no entendía razones y me seguía diciendo que guarde mi cámara, ya rendido en el intento de hacer entrar en su cerebro esa pequeña información me retiré.

Di una vuelta mas teniendo en la mano la cerveza que me costo más caro que la puta de menor rango. Ya estaba en el proceso de retirarme “M” y “B” también me siguieron los pasos pero “A” aún seguía empeñado en seguir en su mundo de lujuria y sexo. Cuando lo vi ya estaba hablándole al oído a una de estas chicas tratando de ligar a una de ellas, quizás creyó que era una chica común y corriente y que caería con solo hablarle y bromearle un poco. Oe tio ya nos vamos (...) Ya anda que yo les doy el alcance, Que? Ósea, ¿anda que yo les doy el alcance?, casi le digo no seas tan estupido oe no has encontrado el amor de tu vida, ven de una vez, pero deje que se vaya directo al muro macizo, lo deje que pise el pie en el acelerador, meta quinta y se estrelle contra la realidad y que salga volando por el parabrisas por la estupidez que estaba haciendo. Sin dudarlo lo dejé, quizás castigándolo por lo que me hizo pasar. Después de bromas y discusiones por haber malgastado el dinero en ese hueco de putas y seguridades paranoicos decidimos ir a Entre Copas un sitio ficho donde no encontramos a la chica que conocimos en el Tizón, pero sirvió de excusa para salir de esa disco. Cuando regresábamos al bar mi celular sonó, era “A” reclamándome por mi partida abrupta, oe imbecil te estoy diciendo para irnos, estupefacto aún y sin reacción mi amigo me decía que la señorita le cobraba por sus servicios trecientos soles, obviamente me arrastre de la risa cuando escuche a mi amigo decir eso, te estoy diciendo huevas, … ya pe pero dime donde están, luego de decirle nuestro paradero por celular nos encontramos y ya dirigiéndonos al bar nos contó que era colombiana (de la Av. Colombia será, porque esa chica se veía mas Peruana que el olluco, pero creo que mi amigo con el grado de alcohol que tenia, si la chica le decía que era Bielorrusa él se la creía) y que le cobró esa suma astronómica. Para adornar esa ridícula situación, después que la chica soltó su módica costo, mi amigo habrá creído que estaba en el mercado de su casa y que la chica en cuestión era la casera de verduras, porque al instante le pidió una rebajita, rebajita era lo que el seguridad le iba a dar por misio, calentón y pipileptico.

Ya en el bar con menos gente que el comienzo, decidimos abordar a unas cuatro chicas sentadas en una mesa, la verdad no eran como las chicas que buscábamos pero les conversamos ya de necios, de tercos, y de no querer irnos sin saciar nuestra hambre de conocer a alguna fémina. Después de conversaciones absurdas me voy a poner música bailable, pasan unos minutos destapo mi mirada de la pantalla de la computadora y veo a “A” sacarse la camisa haciendo un estreptease enseñando su desmondongada panza a estas chicas, no tenia idea de lo que estaba haciendo, se balaceaba de acá para allá, la nada estética cicatriz que tiene en el abdomen marcaba sendas ondas y hacia mas grotesco su baile.


Las chicas en cambio creo se divertían. “B” y “A” mas calentones que nunca apostaron una prenda para ver quien se toma el trago mas rápido, primero perdió "A" y hice el espectáculo ya mencionado, después siguió "B" transformándose en el Sex Symbol del Tizón, bailándole a la chica y ella desabotonando poco a poco su camisa. “M” y yo veíamos ese acto petrificados y riéndonos de costado para no interrumpir tal espectáculo circense.

A los minutos ellos ya estaban sin camisa, mientras que ellas reían sin haberse quitado nada, al rato nos dijeron adiós, ellos se despidieron sin camisa armando en su mente esa imagen de las féminas sin ese polo que tanto querían sacarle. Conclusión, nunca apuestes seco y volteado, tu teniendo un chop de cerveza y las chicas teniendo una copita de vino, de seguro perderás y estarás calato, sin camisa y calentón.

Ya de regreso al barrio fuimos a comer, después de una alucinada de “A” y de lagunas mentales, subimos al taxi rumbo al hogar, las 6 de la mañana nos saludaba y el señor del taxi tomaba de referencia para llegar a nuestra casa el centro de reunión del partido Aprista, dejando notar claramente su simpatía por el APRA, a nosotros no nos quedó mas que motivar su desafortunada simpatía por ese partido y mofándonos de él cantamos con licor en las venas. Viva el APRA compañeros, Viva la Alianza Popular. El viejo taxista reía y seguro fue el mejor taxi que le tocó hacer ese día.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Sabios ingredientes


Sin un adiós ya se que esto tiene un fin de la cual no tendré parte, solo me queda seguir buscando un amor del cual no tendré que agobiarme ni esperar un lejano final feliz, seguir mis pasos y sin buscar nada encontrarlo todo, porque fue así como llegaron los amores que marcaron mi vida. Cuando menos tenia la intención de buscar a alguien llegaba, mi corazón solitario daba un giro de 180 grados y se posicionaba en el libre mercado del amor.

Cuando algo no va mas no se porque siempre me dicen la ridícula frase tu te mereces a alguien mejor, debo confesar que esa ridícula frase se la dije a mi primera enamorada para calmar esa sed de culpa que me carcomía y tratando de ocultar mi frialdad hacia ella, es como si a tu perrito, a tu mascotita le rascaras la cabecita y le dijeras tu te mereces un dueño mejor, si el perrito hablara diría lo que yo hubiera querido decir cuando me decían esas ridículas frases, tu y tu frasecita estupita pueden irse a la madre porque yo no quiero alguien mejor simplemente te quiero a ti.

No se porque esa frase siempre se apodera de mis últimos encuentros con chicas que quise, supongo que muchos les paso lo mismo. De que realmente llegará alguien mejor, no tengo duda, pero te cierras la puerta a lo que puede ser mejor en ese momento y tu sabes que lo mejor es estar con ella, quizás sean solo un deja vu de esos labios y de esa mirada que en ese momento te vuelven loco.

Creo y con experiencia participante que el amor o lo que sea que sintamos en ese momento por alguien se esfuma, requisitos básicos y poderosos, tiempo y lejanía. Definitivamente me ha pasado. Cuando junte esos poderosos ingredientes en mi fallida relación todo cambio, los recuerdos cesaron, las ganas locas de llamar todos los días se disiparon, las ganas de verla se fueron por el inodoro y yo quede listo, purificado de ella, como si el chaman del norte me haya hecho un limpia a profundidad, me haya escupido el agua con olor a saliva que escupe a todos y me haya hecho olvidarme de ella.

Lamentablemente o quizás gracias al Poderoso volví a caer en el hoyo amoroso, lo bueno de eso es que supe que todo el feeling dulcete de enamorarte se puede volver a repetir y si eso pasa es indiscutible que el olvidar también puede suceder, solo es cuestión de mezclar sal convertida en tiempo y pimienta convertida en lejanía (ningún contacto ni telefónico, ni mensajes, ni saliditas de seudo amigos)

Ahora preparo la olla común donde meter esos dos ingredientes que siempre van acompañados de ajinomoto (para que le de gusto) convertido en esos apreciados amigos de tertulias y juergas inolvidables que nunca te dejaran.

lunes, 17 de noviembre de 2008

Ironía

Es valido desnudar tus sentimientos. Aún con la resaca de una noche en donde comprobé lo irónico que puede ser la vida, lo falsete que puede ser una ceremonia y todos los secretos que puede haber tras un cliché romántico, quedé sentado con un pucho en la mano, revestido con corbata y saco para la ocasión con sentimientos encontrados y situaciones que son el polo contrario a lo que detrás de una mascara se vive. Comenzaba la noche y luego de una espera a la llegada de los novios quedé sentado junto a mi amigo, mirando a la chica que había soñado conmigo un sueño, que había llorado con mis letras perderse en ese grupo de chicas que esperan en un bouquet ser las próximas en un matrimonio. Ahí estaba yo, sentado y mirándola como ella entre todas las chicas esperaba ese buque, aun con mi pucho en la mano deseaba con todas las fuerzas que no la agarre, que ese bendito bouquet se pierda entre los aires del local, que se desintegre con algún aire enrarecido, que vaya a manos de otra fémina que no me interese, por la que no tenga un gusto tan desenfrenadamente loco.

Cuando el bouquet estuvo por los cielos, haciendo caso omiso a mis ruegos y pedidos iba tomando una curva marcada hacia ella., poco a poco el bouquet y ella se acercaron de una forma inusitada hasta que en un instante ella lo tenía en sus manos. Con esto comprobé que mientras mas desees que no pase alguna cosa, ten la certeza que va a suceder, que contra todo pronostico sucederá y maldecirás el momento.

Ella tenia el bouquet, yo sentado en mi mesa con corbata, saco y con el cigarro en la mano la miraba, vi como ella se acercaba a su novio, sonreía y ambos miraban el mágico bouquet que lo uniría en un futuro, los amigos a su alrededor los fastidiaban diciéndoles que serian los próximos en casarse, yo seguía con mi pucho en la mano con saco y corbata, sonriendo mas irónicamente, mi amigo que conocía mi idilio me miraba, yo imperturbable con mi cigarro la miraba fijamente, mientras que ella seguía recibiendo las risas de las amigas alrededor. Su pareja sonreía más que ella, ella soltaba sonrisas tímidas quizás por el peso de mi mirada, él dejaba notar su alegría extrema porque ese día el azar le sonreía. Cuando pasaron por mi mesa, ella volteo a verme, yo le asentí con la cabeza y la mire riéndome de lo falso de la situación, de lo irónico de la vida, de lo farsante de un cliché, de lo escondido y sórdido de un amor. Se tomaron fotos con dicho bouquet y me preguntaba como una imagen congelada puede mostrar todo y a la vez nada, puede mostrar una felicidad sin saber que hay detrás de sonrisas y risas, de bouquets, de novias, de amigas.

Detrás de ella estaba mi imagen, del pata con saco y corbata, que tenia un pucho en la mano, que la miraba sin pausas y que ella en un momento de la noche no pude contener las ganas de mirarlo, de sonreírle y de decirle con la mirada que deseaba irse con él, sin importar el fantasioso futuro que le depararía ese bouquet.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Ella y yo.

Mientras caminábamos por la calle, ella me decía que había descubierto muchas trabas y baches para que lo nuestro tenga un final feliz. Mientras me las nombraba iba esbozando una sonrisa pues las mismas trabas ya se las había nombrado en otra oportunidad.
El punto es que venimos de mundos totalmente distintos, ella de un mundo mucho mas acomodado y yo, chico de barrio, que aprendió a sobrevivir entre la jungla de calles, esquinas, murallas y que disfrutó cada segundo en su barrio

Cada uno fue forjando su mundo del que emergen miles de diferencias, ella de un colegio exclusivo de San Borja en donde su auditorio podía tener fácilmente el perímetro de mi patio principal, yo del San Francisco Javier colegio jesuita de Breña, en donde pase quizás los años más excepcionales de mi juventud.

Mientras que ella disfrutaba de diversión en el Daytona, nosotros nos refugiábamos en quinceañeros de Breña, Jesús María y San Miguel; mientras ella disfrutaba de salidas a KFC o Pizza Hut, yo me comia varias papitas rellenas de la Tia Papa que le encontrabamos siempre a la salida dispuesta a matar nuestro hambre. Salía con sus amigos por calles llenas de verde esperanza, calles calmadas, sosegadas y silenciosas, yo esquivaba esquinas como el Cruce (punto de encuentro de barra de la U) tenía un cuidadoso caminar por calles asfaltadas y sigilosamente custodiadas por barristas que de la nada me agarraron bronca.
Mientras ella, en su exclusivo colegio, disfrutaba de talleres de Banda (yo tan BANDAlico rompía las chapas de los salones de mi colegio) de Pintura (sin un profesor y a punta de carboncillo hice mis primeros trazos artísticos en una pedazo de papel y llené con Sprite algunas paredes) de Danza (sólo observando daba mis primeros pasos de salsa, porque en mi barrio si no bailas salsa estas perdido).

Ya en quinto se secundaria, ella en su fiesta de promoción en un club exclusivo de San Isidro, yo en el local de mi amigo en Pando. Ella en su fiesta adornada con el más fino buffet mientras que en mi mesa las meriendas aún faltaban completarse puesto que la señora Moreno aún no había traído las presitas de pollo que le tocó traer para armar nuestro buffet. Me imagino que las diferencias en esas fiestas fueron abismales, sin embargo creo que ambos disfrutamos esos momentos, yo con la chica que me acompañaba, ella con el chico que escogió mirando los dos la luz de la Luna reflejada en la piscina y yo mirando el patio de mi amigo mientras veía el lento caminar de su mascota, la tortuga Dorotea.

Ella mientras disfrutaba de su viaje de promoción en las ruinas de Machu Pichu yo caminaba estupefacto por las partes amarillas del pasto de Barba blanca, club inhóspito en Santa Eulalia al cual mi profesor nos llevó, quizás algo engatusados con su discurso. Mientras ella veía las piedras de los doce ángulos yo sacaba las doce piedras del pasto para poder montar mi campamento el cual fue llamado Tiwinza por los parches y cortadas que tenia. Mientras ella disfrutada de ricos tragos en su lujoso hotel mi amigo juntaba nuestras monedas para que veinticuatro energúmenos sedientos tomaran algo más de una caja de cerveza, quizás un ridículo vaso y medio por casa uno, sin nada mas que poder ingerir solo dejamos que pasara el día, entre juegos de naipes y mentadas de madre. La veo a ella disfrutando de una rica y deliciosa piscina, mientras que yo no me atreví a entrar a la piscina de mi club porque el descuido que aquel hueco lleno de agua, al que llamaban piscina, era tal que alucinaba encontrar serpientes o algún animal mutado al fondo, un perro cocodrilo, una cuculí piraña, qué se yo.

Ahora ya mas grande conozco el mundo donde ella se mueve, con el pasar de los años esas fronteras que se encontraban cerca de mi barrio se fueron expandiendo, mi distrito empezó a ser reaplazado por San Borja, San Isidro, La Molina, Miraflores y fue donde la conocí, donde ella supo que existía, que existe un mundo mas allá del suyo, que el destino nos junto y ese momento sin saber si nuestros mundos puedan conciliar nos dimos un beso y me abrazo fuerte como si no mi viera en muchos días, yo la abrace mucho, porque a pesar de todas las diferencias que hemos pasado, esa noche el mínimo común múltiplo de nosotros se resumió en un te adoro. Lo común que ahora nos une dentro de tantas diferencias es que ahora ella me necesita en su mundo y yo más que nunca la necesito en el mío.


jueves, 6 de noviembre de 2008

La cita del blogger

He tenido encuentros virtualmente armados, encuentros con chicas del chat (cuando el chat era un boom) teniendo como resultado un fiasco tremendo, lo que comenzó tan vertiginosamente bien y que se vislumbraba excelente cayó en el charco de un decepcionante encuentro real. El problema, creo, se suscita cuando creemos encontrar la imagen ideal de la chica que aún se halla en nuestra cabeza, cuando creemos enamorados o cuando creemos tener un encuentro romántico con aquellas féminas que no conocemos en absoluta, pensando que el destino ahora jugó a tu favor. Siempre iba con ese plan a algún encuentro y mientras más iba por lana, salía trasquiladazo.

Después de los desafortunados encuentros nunca más volví a ver a aquellas féminas, salvo una chica con la que aún tengo algún contacto por el MSN. Me es impresionante como la chica que encontré un día frente a la entrada de mi universidad después de un largo periodo en el chat (encuentro también desafortunado), haya encontrado el amor, ahora haya realizado su sueño gringo, que viva en Vermont y que ya tenga varios meses de embarazo. Como digo el destino y los amores son así de complicados, para ella su amor no se encontraba en un ventana de chat, ni se encontraba en un encuentro furtivo en calles limeñas, mas bien se encontraba a miles de kilómetros pasando por México y llegando a la tierra del tío SAM. Muchas felicidades Norma sigue haciendo de tu vida algo excepcional, son los sinceros deseos de un amigo que, a pesar de nuestro encuentro, siempre fue virtual.

Ahora ya no entro a los chat y me inmiscuyo en el mundo de los Blogs, algo que llena mucho más que un chat, sin hacer preguntas tontas y goyitas como el ¿Qué haces? o el ¿Cómo eres? etc. etc., puedes conocer a la persona tan solo leyendo las cosas que tenemos la suerte, desean compartir contigo.

Sin planes tan exquisitos y sin ninguna afán extra amical me encontré con una Blogger ya pasados algunos meses, fue un encuentro casual en donde nos sentamos a conversar en una cafetería de mi universidad, sin darme cuenta ya la conocía (y viceversa), el haber leído cada post me hizo conocerla más y aquel encuentro fluyó tan bien como si fuera una amiga que ya conocía tiempo. Con Chio no experimentamos el lastre amoroso que lleva cada encuentro con alguien que solo conoces virtualmente, sólo nos sentamos y nos cocimos, las letras que algunas vez leímos en nuestros respectivos blogs ahora se hacían palabras fonéticas, era como si el mismo protagonista de los textos que leíste tantas veces te las estuviera leyendo exclusivamente para ti. Le comenté mis amores, de cómo comencé esta aventura blogger y ella hizo lo propio, nos dimos cuenta que a parte de bloggers, de haber estudiado la misma carrera, de haber estudiado en la misma universidad, también teníamos ese corazón algo carcomido por las experiencias que todo blogger suele tener cuando se sienta en su computadora y empieza a teclear un texto.

Esos minutos juntos a Chio indagamos nuestros carcomidos corazones, le comente futuros post y de la incertidumbre de sus publicación, soñó conmigo futuros inciertos y yo me di cuenta que sin esa carga amorosa con la que iba a encuentros virtuales gané mucho más, colmé muchos mas mis expectativas, conocí a una amiga. Y aunque desde ese día no nos hemos vuelto a ver supe, que sin planes de ir por lana, tuve en frente mío la lana mas fina que pude haber encontrado.
:En la foto con Chio (la chica del reflejo) en la rotonda de la facultad

jueves, 30 de octubre de 2008

Fiebre de feriado por la noche

No se porqué accedí a su petición, será porque mi gusto hacia ella se incrementaba en demasía y trataba por todos los medios de pasar un rato juntos. Si bien accedí a ella los tambores trogloditas que pedían mi presencia en una reunión de mi Promo aún sonaban en mi oído, sin embargo el perfume que despedía su delicado cuello pudo más que el sonido de esos tambores.

No pensé en lo que esa reunión se convertiría, no pensé que estaría en medio de una exclusiva, aburrida y calzonuda reunión de mujeres. El plan con el que fui a esa reunión resulto un desastre, mientras que “mi amiga”, trataba con una y otra llamada resolver el descalabro que se convertiría esa reunión, llegaban las chicas, un total de cuatro féminas que soltaban tímidos comentarios debido a mi presencia. Los tambores que me llamaban a mi reunión se escuchaban más fuertes y yo ya estaba deseoso que se acabe la jarra de cerveza que aun quedaba en la mesa para largarme sin mirar atrás.

Solo conocía a dos de ellas, una de ellas “mi amiga”, otra una media amiga (la llamaremos amiga 2) que algunas noches compartimos tonos, la otra chica, si bien la conocía, sólo habíamos compartidos una noche barranquina juntos (la llamaremos amiga 3), la ultima y cuarta fémina no la conocía nada, solo la había visto en fotos del Hi5 por amigos en común que teníamos (la llamaremos amiga 4). Ese era el panorama, con chicas, salvo “mi amiga”, con las que no tenía casi nada de confianza.

Era un bicho raro, una lentejita de color rojo en medio de verdes, me quería desaparecer de dicha reunioncita, notaba como era el elemento excluyente por el que había notorios silencios, la amiga 4, a la que no conocía en absoluto, para romper el hielo me preguntó en que trabajaba, con una sonrisa y soltando una broma hipócrita le respondí, estaba tan desanimado que no atiné a seguir la conversación. “Mi amiga” había ido al baño con Amiga 3 y se quedaron un rato prolongado, haciendo planes en los que yo no podía acceder para nada y en los cuales tampoco quería estar, mientras ellas aún estaban en el baño, me bancaba gallardamente junto a mi cerveza la compañía de amiga 2 y amiga 4 que conversaban del laciado, de algún chico, de la otra amiga y de cosas que no me interesaban. Sentado ahí los tambores trogloditas de mis amigos sonaban con más fuerza.

Cuando “mi amiga” salio juntos con amiga 3, amiga 3 nuevamente iba a un lado de la mesa a conversar con amiga 2, maldita sea no podían estar sentadas y no moverse. Creo que conversaban de algún paparulo amigo que le interesaba a amiga 3 porque se ponían contentas, risueñas y los cuchicheos viajaban a mil por hora.

Hasta que tuve que conversar con “mi amiga” me dijo que los planes iniciales no resultarían y que irían a la casa de una de ellas, le dije que normal, por dentro saltaba de alegría de poder por fin esfumarme de ahí, de ya no sentirme el estorbo asqueroso en lo que era una reunión de féminas, de ser el impedimento para que suelten chismes, chiquilladas, hablar de chicos, ligues intempestuosos, laciados, si irán el sábado a la zona VIP de la fiestita TOP y darse las ultimas nuevas de su grupito de amigos. Mientras que “mi amiga” trababa de reivindicarse de aquella bochornosa situación a la que me hizo llegar, me prometía muchas citas y salidas de las cuales nunca llegó a cumplir ninguna, creo que sólo las decía para calmar su sed de culpa por llevarme a ese lastre, esa hoguera de reunión que no me pareció nada divertida.

Salí raudo de ahí, casi corriendo, me despedí de todas y seguí el sonido de los tambores.

Ya en mis terruños traté de olvidarme de ese pasaje, me prometí nunca mas pasar esos momentos, con chicas que me miraban como el malo, con el que era difícil hacer planes. Yo solo las miraba para ver esas risibles poses que adoptan, conversando en secreto, en clave y demás cosas.

Cuando estuve ya en mi grupo pude soltar sin desparpajo bromas y bromas, si bien ya estaba con amigos y amigas de años, algo había cambiado, noté que ahora nuestras reuniones de hombres trogloditas se había domesticado en un, empezaron a hablar de los niños, del la relación matrimonial, del colegio de los bebes, que ya hazlo dormir, que cuando es el bautizo, no viniste para el añito, y varios temas que tenían un AGU de por medio. Otra vez desubicado en todo este discurso, nosotros, los últimos solteros dentro de la jungla de casados y convivientes, intercambiamos mensajes subliminales para reunirnos después.

Cuando acabó todo, mis dos amigos solteros y yo hicimos sonar con fuerza esos tambores, hicimos prevalecer esas reuniones de antaño cuando aún no había niños ni matrimonio en nuestro círculo. Con un vodka en la mano supe donde debía estar desde el principio, no en una reunión de chicas que no conocía y que iban y venia en una mesa, no en una reunión domesticas de antiguos amigos, sino en un carro blanco provisto de buena música, un vodka y gritando a todo pulmón que aun estamos solteros y que esas reuniones aún no tendrán fin.

lunes, 20 de octubre de 2008

Adiós dulce mayo

Cuando se fue aún mi polo tenía marcadas sus lágrimas, lágrimas que se posaron junto en mi otra vez solitario corazón. La sala donde conversamos, el sofá donde los dos echados reímos, nos engreímos, nos abrazamos y dejamos claro el amor que nos sentíamos, ahora se encontraba vacío. Tocó despedirme de ella, cuando en realidad no quería hacerlo, me tocó decirle adiós cuando quería que se quede conmigo y que me siga susurrando al oído siempre, pero era el momento final de una situación que no podía ser llevadera.

Esa tarde encontré en ella lo que hace mucho necesitaba, tranquilidad de estar con alguien, sin hacer nada extraordinario sentir que lo hiciste todo, pasar un momento sencillo, sin pensar en las situaciones que fuera de esas cuatro paredes nos separaban

Después de ver una película recostados, hablaba con ella de lo dolorosamente irónico de la situación, ahora solo tuve que dejarla ir porque me enamoré más de ella.

A veces me hubiera gustado ser un témpano de hielo que no se derretía ante cualquier forma cursi de hablar, cualquier llamada de media noche o con un te quiero, Después de varios meses ya todo había cambiado, ya no me era indiferente sus llamadas, moría por saber de ella, esperaba siempre un mensaje y trataba de buscar un momento para verla. Obviamente todo su tiempo no me era exclusivo y me irritaba cada plan infructuoso, como se desmoronaba los tontos sueños de un día perfecto que tenia junto a ella, ya no soportaba mas el derrumbe de todos lo que maquinaba mi cabeza.

El abrazo fue inacabable, mientras que sonaba la canción que hablaba por mi, no quise dejar de abrazarla, era los últimos minutos antes de su partida,, lo que mas detestaba es quedar con la incertidumbre de no saber que pudo haber pasado con ella, de no saber que era lo que hubiera pasado si ella decidía arriesgar por lo nuestro, pero lamentablemente ella nunca decidió y yo ya no pude seguir esperando un final que probablemente no llegaría.

Decidí seguir mi rumbo. A veces nos cuesta tomar decisiones así, la mayoría de veces el corazón y los sentimientos gobierna tanto en nosotros que no hacemos caso a la razón, no hacemos lo correcto y dormimos en brazos de la mujer que empezamos a amar.

Decidí poner fin a algo que no había comenzado, lo ultimo que le dije fue que cuando su situación sea otra me busque, que ojala no sea muy tarde y que yo siga estando enamorado de ella y con mi libertad de soltero.

Un ultimo adiós sello esa noche, ella tras la luna del taxi y yo parado en la esquina de la calle con un cigarro en la mano, despidiéndome de un amor que pudo ser y de algo de mí que ella lleva. Quedé parado observando las luces traseras del taxi que la llevarían a su casa, con una frase que golpeaba mi cabeza. “déjala ir, si regresa es tuya, si no...Nunca lo fue"


Canción que sonaba cuando el último beso selló ese dia

viernes, 10 de octubre de 2008

Señorita T

Aunque ella nunca me pueda aceptar lo que siempre le diré, somos antípodas en una gran Lima. Ella es de un mundo high, de lugares que si bien alguna vez pisé, no frecuento como ella, de sitios donde espectáculo poseril se muestran al máximo. Siempre la vi sonriente y yendo de un lado a otro, con miradas juguetonas y poses no antes vistas, recontra fresh, diciendo lo que piensa, soltando verdades y luego mirando a los costados para ver, quizás, si hirió algunas susceptibilidades. Podemos conversar de todo, podemos ser hombres asquerosamente sinceros a su lado, hablando y soltando sin desparpajo preguntas al rojo vivo. No comparto con ella muchas de las cosas que hace, me parece que ella anda un paso más allá que nuestras cuadriculadas vidas. Puedo decir que soy un bohemio andador en algunas noches y puedo decir que ligué con alguna flaca, ella me puede decir lo mismo, sin ese retrogrado pensar que una chica no puede andar ventilando agarres tempestuosos que te pueden llegar una noche. Creo que ese aire libre y toneante de su bien llevada vida, la hace sumergirse en amores pasionales, me parece alucinante que haya gente que dé todo en tan poco tiempo, que se enamore sin llegar a conocer, que no tenga limites y no mire el reloj para saber que puede querer a alguien, quizás sea algo que nunca llegaré a hacer y aunque le reprocho ese proceder me parece alucinante que lo haga y que no tenga en su cabeza la idea que el tiempo es proporcionalmente directo al amor, aunque nosotros siempre decimos que cuando llega, llega, nunca actuamos como tal, siempre demandamos un tiempo prudente para brindarnos como somos.

Nunca conocí a una chica a quien pueda sacar de quicio tan pronto ni a quien me gusta sacar de quicio, me alegro haberla conocido, de saber que hay otro mundo al costado del mío, que hay otro forma de pensar, que hay léxicos que no utilizo y que dentro de nuestra gran Lima hay dejos que nunca adoptaré, dejos y poses de chicas bien del Villa que ella nunca podrá quitarse, pero que su mentalidad y su corazón no tienen nada que ver con chicas poseras que nunca sueltan una frase sin el ridículo y asqueroso OSEA. Sé que aunque ella pise lugares de los más fichos no tendría problemas en mezclarse con nosotros en una noche borrachística en un subalterno lugar de los nuestros.

Acá con algunas palabras y términos lingüísticos que ella utilizaba y que me parecían extrañísimos. Como les dije fue el encuentro de dos mundos.

Racha: Marea alta
Me lo tonié: Bailé con él.
Maaaasss rico: al referirse a un chico guapo.
Desengrace: Cuando gustas de un porrito de marihuana después de comer.
Me lo/la hice: Le dio un beso a un chico/a
Maleo: Salidita con casi todo, es decir con mañuqui (significado de mañuqui más abajo)
Mañuqui: Mañoseo, toqueteos subidos de tono, también se puede referir a un muchacho mañoso.
Paralama: termino que se utiliza cuando el miembro viril masculina esta emocionado.
Lancelot: Fumarse un porro de marihuana.
Resolein: Cuando no hay sol pero hay bochorno.
Telari: Hotel, ...vamos al telari
El Villa: Colegio muy exclusivo de Lima.
Fichos: Pitucos, de gente de clase alta.

lunes, 6 de octubre de 2008

Ciego el que no quiere ver.


En las relaciones amorosas siempre hay un quiebre, un punto en donde todo se vuelca hacia el abismo, sin darnos cuenta la persona que esta a nuestro lado se aleja sin reparo, y aun estando físicamente con nosotros la sentimos mas lejos.. Esto es muy difícil de descifrar, nos cegamos mucho con todo la fantasía que significa estar con ella/el, nos ponemos la mas grande venda a los ojos y no nos detenemos en esos pequeños detalles que nos darían un indicativo que la relación que ayer fue clamorosamente amorosa se termina.

¿Hasta cuando extender la agonía de un amor que no da mas?, ¿hasta cuando seguir intentando que el motor de ese carro llamado amor vuelva a prender? ¿Hasta cuando decir te amos sin sentido?, sin saber quizás que esos te amos ya pertenecen a otro/a.

Cuando estas con alguien, los primeros meses suelen ser siameses, disfruta el acompañar a tu enamorado/a a lugares que son exclusivamente de ellos, disfrutas ir de un lado a otro con tal de estar a su lado y ayudar en sus cosas. Cuando todo claudicará (y aun no te das cuenta) hay miles de peros, aunque aun te sigue acompañando sientes que ya no lo desea como antes, ya no hay la misma firme convicción, todo se vuelve un DEBER, deber ir a verte, deber ir a tu casa, deber ir a acompañarte, sin darte cuenta todo se esta desvaneciendo en tus ojos, toda la magia que quizás hubo se va esfumando, no notas que aunque esta contigo desearía estar en otro lugar, te ciegas a las señales que te van dando y las peleas se vuelven frecuentes, las discrepancias se vuelven latentes, y no te detienes a pensar en lo que esta pasando.

Cuando la besas quizás aprovechando el momento de soledad que tienen y los besos que das no son retribuidos de la misma manera, no es porque ella/el esta cansada/a es porque simplemente en ese momento ya no desea estar ahí, sentada/o contigo, que su corazón ya no salta ni su emoción se extremiza, ya todo lo ve rutinario, ve que estar contigo es rutinario. Creo que lo mas sano y quizás cruelmente sano es ya no seguir con eso, ponerte bien los pantalones y poner punto final a una farsa que ya no tiene sentido seguir.

Una vez me tocó estar en ese lado de la moneda, ella llegó a mi puerta a decirme que el tiempo que demandó sola había sido cumplido, que ya podíamos regresar, la miré y le dije que ya no era posible, ya todo era distinto, ya no iba más ¿porque lo hice? Porque ya no sentía el mismo loco furor al momento de verla, ya no me llamaban sus labios, ya no sentía lo mismo que me había hecho sentir el tiempo que fue mía y ya no tenia sentido regresar con ella para vivir un amor falaz, para no decir te amos gélidos, para no pensar en que momento dar un final y terminar algo que mucho tiempo antes ya había acabado, para no mentirle con un beso, con una mirada, al momento de tocarla, al momento de escucharla, no vivir una vida sin sentirla.

En ocasiones es mejor tragarse un poco de saliva, hacer un puño muy fuerte, mirarla/o a los ojos y acabar algo que no tiene sentido, que sabes que ya no llegara a nada, porque el amor se fue, porque el amor que tenias hace el/ella pertenece a otro o simplemente porque la rutina los comió y las peleas nunca dejaran de ser constantes.

Es mejor ser sincero con todos y contigo mismo, que morir en el hoyo de una mentira y de una vida plástica.

Gráfico: Jorge Luis Aviles Salas (el sapito, saltó sin parar y se perdio en el gran laberinto de Lima)

martes, 30 de septiembre de 2008

Fé de Erratas

Como sabrán esto de los plagios están a la orden del día, en mi universidad los carteles referentes sobre citas bibliográficas siempre rondaban por cada facultad, aun teniendo esa advertencia tan mencionada muchos amigos míos tuvieron muchos problemas al momento de presentar sus trabajos puesto se copiaban de forma indiscriminada párrafos y párrafos de libros sin poner las particulares comillas,

Debo confesar que en algún momento robé una que otra línea a algún autor, hurte de manera indiscriminada ideas para que, con mis palabras, poner lo mismo y los primeros ciclos de mi paso por la universidad quedé empachado por comerme tantas comillas.

Ahora, después de tiempo, mi amigo Jason me reclama porque inconcientemente publiqué su video sin poner sus créditos. En realidad le doy toda la razón y este post es un mail reivindicador que pone de manifiesto que el video publicado hace unas semanas de nuestro viaje a Iquitos fue trabajo de él. Disculpa Jason, pero en realidad no encontré las comillas necesarias para ponerlas en el video.
Creo, Jason, tú tampoco encontraste las comillas para poner en tantas fotos que yo tomé y que pusiste en tu video.
Cosas de la vida hermano.




Les pongo nuevamente el video que colgue semanas atras, como te lo prometí querido amigo.

jueves, 25 de septiembre de 2008

en.... pa' nada...


A veces suelo creerme un tanto coqueto y seductor y cual hombre bala me lanzo a alguna chica, hablándole y tratando de tener una amena conversación. A veces este hombre bala suele ser invadido por el torpe hombrecillo que estaba en el colegio, que no podía hilvanar frases completas hacia una chica, que no sabia decir un te quiero y que sin mucho esfuerzo soltaba frases tontas.

Cuando me encontraba en su establecimiento, Diana, la administradora del lugar, me preguntaba que deseaba servirme, debo confesar que siempre he querido conversar más con ella y no limitarme a palabras como, que deseas servirte, muchas gracias, regresa pronto.
Ese día me preguntó lo mismo de todos los días que deseas servirte, saliendo del formato clásico le respondí, cual de todas esas ricas empanadas me recomiendas, me sugirió la de pollo con champiñones, yo mirándola fijamente le dije, bueno si tú me la recomiendas me la compro, ella sonrió y ordenó mi atención. Recuerdo que la conversación seguía fluida, yo preguntaba y le decía que vendría más seguido, hasta que se me ocurre pedir un dulce sabroso para llevar a casa y endulzarle la noche a mi madre.

Ahora fue ella que me atendió personalmente, una sabrosa milhojas de fresas era sacada del mostrador y envuelta para llevar, seguía cada movimiento de Diana mientras pensaba como diablos iba a agarrar la milhoja puesto que tenía mis manos ocupadas, una con la empanada, otra con un afiche promocional y cual malabarista sacaba dinero de mi billetera.

Cuando todo iba bien y provocaba mas de una sonrisa en Diana, ella me da el dulcecito y en mi afán de agarrarlo no me doy cuenta que mi empanada caída pedazo a pedazo por todo el mostrador, MALDITA SEA, mi cara de estupor y mi acto reflejo de agarrar el pollo que ya venia precipitándose fueron instantáneos, a pesar de mi esfuerzo gatuno sólo logré hacer más espectacular la caída del pollo ah claro y también los champiñones. Sentí una gota de sudor frió recorrer verticalmente por mis patillas, mi rostro lo sentí enrojecido mientras dibujaba una sonrisa de nerviosismo, varios opciones vinieron como flashes en mi cabeza, irme corriendo dejando la empanada regada por todos lados y sin pagar la milhojas ya envueltas, quitarle el trapo y ser yo quien limpie, envolverme la cara con el afiche promocional, etc. etc.… no hice ninguna de las anteriores sólo me quedé parado viendo como mi relleno de pollo con champiñones era cuestión de burla por parte de ella y la empleada que se había ganado con todo el pase, sin perder de vista el cliente que entraba en ese justo instante. Ella esbozo una sonrisa, mientras que la empleada ya estaba apunto de soltar la carcajada, sin más que decir sólo opté por mofarme de mi ridículo, diciéndole que el pollo de la empanada esta vivo y otras estupideces mas que no recuerdo.

Cuando acabaron de limpiar mi desastre, después de bromearme de la situación, me despedí de Diana. Caminando por las calles de la Molina recordé en cámara lenta la caída de la empanada rociando todo el pollo por el mostrador y como esta infeliz empanada puso fin a una conversación coquetona con una muy embarazosa situación.
Gráfica: Jorge Luis Aviles Salas. El sapito que estos dias saltó tan alto y tardó su regreso que hizo un tanto demorón este post, pero valió la pena.

lunes, 15 de septiembre de 2008

habla cachimbo ...


Cuando acabas el colegio los problemas que antes te parecían grandes se vuelven pequeños, ese antiguo arduo laborar por un once en un curso pesado lo ves tan fácil. Cuando acabas el colegio todo se vuelve mas difícil, te preguntas ¿ahora que hago?, lo primero que piensas es entrar a la universidad, sin saber quizás, que ese reto pueda ser tan pedregoso, como las pistas que ahora surcamos en un ir y venir por todo lima.

Lo que no hiciste en el colegio lo haces a mil por hora, estudiar, lo que no pensaste en el colegio lo haces mas de una vez, amanecerte. Me tocó estudiar todo un chupo gigantesco de cursos, que el teorema de Pitágoras, que la geometría del espacio, que Pizarro en su tercer viaje, que los Trece del Gallo, que la Cordillera Blanca, que el Seno y Coseno, que la maldita dinastía Borbónica, que Fernando VII, que el chaparro de Napoleón, que el pretérito pluscuamperfecto, que el movimiento rectilíneo uniformemente variado, que los conjuntos, que ¿si pedro tiene más edad que pablo y el doble de la de Juan cuantos años tiene la abuela?, que Unanumo y la Generación del 98.

Cuando ya lo crees todo estudiado para tu examen de admisión, el día anterior del mismo, te mueres por agarrar los libros y deseas seguir repasando porque sientes que se te pasó algún dato, pero te dicen, no, un día antes tienes que relajarte, pues bien haces lo que te dicen, descansas, por único día te tomas un descanso y en la noche junto a tu almohada te sigue viniendo toda la información que te devoraste, hasta que cierras los ojos con el miedo latente de quedarte dormido y perder tu primer examen de admisión, Te despiertas tempranísimo, tomas un desayuno Light que tu nerviosa madre te prepara, vas a la universidad que por primera vez te abre las puertas, llegas a tus sitio, tiene como cuatro lápices nº 2 (son cuatro para no perder tiempo tajando), caramelos de limón, que no se para que diablos sirven y tu borrador blanquito, nuevecito.

Te dan la cartilla y tiemblas, tienes temor y ansias, pero alzas tu primer lápiz y empiezas, después de unas tres horas con el culo adormecido (te das cuenta de eso después) entregas tu cartilla y el estrés mas grande comienza, la dura espera. Son sendas horas que todo pasa por tu cabeza, cada pregunta flota a tu alrededor, teniendo la certeza o la desdicha de haber contestado bien o mal.

Ya esta oscureciendo, llegas de nuevo a tu futura universidad y ves a cientos de muchachos apiñados a las rejas, te abres paso entre estos chicos desconocidos pero que pugnan por lo mismo que tu y ves tu apellido, que no esta con negrita, con un puntaje que no fue suficiente y que dice No Ingreso, te retiras de ese lugar alrededor de la algarabía de algunos, de cabello cortado en el piso y recibes un abrazo de consuelo y no logras más y te quiebras, lloras por todos esas horas de desvelo, de sacrificio. Después que tus ojos se quedan limpios de esas lágrimas, con la terquedad que te caracteriza, vuelves a esas malditas separatas, subrayadas con todo tipo de resaltador de color, vuelves a pegar en tus paredes de tu cuarto toda la historia universal y del Perú, a devorar teoremas y aprender formulas.

La universidad me negó la entrada dos veces, dos veces que fueron muy dolorosas, donde creí que mi esfuerzo se iba por el desagüe, pero cual fénix de las cenizas me levanté y cuando hice de Napoleón mi pata del alma, de Unamuno un chochera del barrio, de los Trece del Gallo mi equipo de fútbol y sus suplentes, de Pizarro mi compañero de clases, de la dinastía borbónica la dinastía domingónica, de los teoremas y formulas mi segundo lenguaje; llenaba con seguridad con mi lápiz nº 2 esos circulitos con las respuestas correctas. Al caer el alba, la universidad que creí mi enemiga, se convirtió en mi nueva casa. Ingresé.
La primera lección que me dio la universidad fue, el que persevera, alcanza.
Gráfica: Jorge Luis Aviles Salas. El sapito que por estos dias anduvo perdido saltando, supongo, de lugar en lugar.


estar en la universidad - rio - TAYTAS

miércoles, 10 de septiembre de 2008

Del viaje a Iquitos

Del frio limeño nos traladamos en una hora aproximadamente a el calor sofocante de Iquitos. Días que nos dieron como resultado estas imagenes.




¿Volveremos?

jueves, 4 de septiembre de 2008

La primera salida.

Después de conocernos por muchos años y ser hasta la fecha los amigos más entrañables, era la primera vez que salíamos juntos fuera del barrio, a una noche de juerga total. Yo, disfruté de mi soltería, valga la redundancia, solo, junto a mi amigo barranquito logramos una dupla de solteros en la que decir No en una noche era poco probable. Sin embargo ellos aún seguían batallando en sus relaciones amorosas. Ellos se privaban de noche junto a mi y a Roberto, en pro de salvaguardar sus relaciones, no pisaban lugares impuros como discotecas y bares. Cuando me reunía con ellos nuestro espacio de actuación se limitaba a cuatro paredes que podía ser, mi casa o sus casas. Si bien esos momentos los disfrutábamos conversando de todo, a mi criterio era justo y necesario abrir la jaula para dejarnos salir.

Debido a circunstancias que sólo ellos saben, sus relaciones llegaron a su fin, por un lado el dolor y la no acepción de las cosas, por el otro la erradicación brutal de todo un pasado. Mis dos amigos eran dos polos opuestos, mientras que uno aún luchaba por ese duro paso de estar con alguien a aprender a estar solo, el otro dio un salto veloz, sepultando el pasado, que era eso mismo, pasado.

Ese día, conocimos un poquito más de cada uno, salimos del departamento y fuimos al Tizón, bar que ya calificamos como una casa. Llegamos y seguimos apiñados a la barra dejamos que el licor haga lo suyo, whisky, cerveza y Agua Sucia (Trago exclusivo del bar, que sirve si es que deseas borrar pasajes de una noche loca). Los ánimos se levantaban como espuma de cerveza vertida en vaso delgado, uno de mis, ahora solteros amigos Javier, casi le hablaba al oído a la chica que nos empezó a acompañar, Roberto en la barra en una provocativa charla con dos féminas, Toño mirando y analizando el panorama que tiempo después lo haría suyo y yos disfrutando de mi muy helada cerveza.

Después que Javier acabo el Agua sucia, se convirtió en el Broncano del Tizón, El Mike Tyson de la Barra, el Hércules de cada rincón. Cuando iba al algún lado nadie lo podía tocar porque se irritaba, así tres conatos de bronca entumecieron aquel jolgorio, no se porque, mi amigo, “el Broncano”, estuvo inmiscuido en tres broncas sin razón, ya pasado el accidente veía como estos tres chicos con los que mi amigo había tenido altercados, tocando la puerta del tizón buscando su retorno. Como les dije, el bar es como nuestra casa y era poco probable que a mi amigo lo botaran aun teniendo la culpa, Javier estaba en su cancha y tuvo las de ganar, es como cuando Boca Juniors juega en la Bombonera.

Después “El broncazo” se convirtió en un muñeco porfiado, que iba y venía de un lado a otro, recuerdo cuando lo agarré cruzando las pista sin saber su dirección, lo abracé y lleve al bar, quedando sentado y en coma etílico.

Mientras todo eso le ocurría a Javier, Toño se convertía en el Bond, en el James Bond del bar, El Brad Pit de barranco, el casanova de la noche. Cuando Roberto me llamó y me dijo que lo acompañara a él y a las dos señoritas que estaban ahí, fui acompañado de la botella de whisky y de Toño, dejando en jake a dos patas que entendieron la indirecta y desistieron en el batallar por la atención de estas damas. Las saludé y mientras conversaba con ellas entra en escena Toño, dejándome perplejo frente a su sagaz arremetida contra las niñas. Las miró, dio una sonrisa coquetona y me dijo:

T: Pero porque no presentas a tus amigas
Yo: (Porque recién las conozco, por ende no recuerdo su nombre)

Miré a las chicas y solo me alcanzo sonreírles y decirles que les presentaba a Toño, Toño Sonreía y se acercaba a dar el beso de saludo, pero este muchacho no dio solo un beso, sino dos, dos besos en cada mejillas, un total de cuatro besos, mientras que se fanfarroneaba diciéndoles que el era así, que le gustaba dar besos a la española y por eso hacia la diferencia, yo lo miraba sin entender que hacia, era mi mirada de confusión y de sarcasmo frente a tamaño suceso. Toño se convirtió en minutos y con varios tragos en un divo, se acercaba a las chicas y les conversaba sin reparo.

Avanzaba la noche y Toño seguía pululando en cada rincón del bar abordando sin bochorno a cuanta fémina se le presentara. Estando en la barra llamaba a Roberto para decirle que ya era hora de partir, él conversaba con Charo, muchacha DJ del bar, cuando sin pronosticarlo Toño entra en la escena y empieza a hacer bailes sinuosos a Charo, coqueteando con cada movimiento de cadera, él era un chico del Piso 14 (famoso night club para mujeres de Lima), haciendo todo un trabajo bailístico a Charo, que sin pedirlo tuvo por unos momentos un show propio. Después de este baile provocador y de nuestra perplejidad por lo que hacia Toño, se fue arrimando a una silla al costado de Javier, donde cayó muerto, apagó el motor que esa noche lo guiaba.

Después de unos minutos vemos como Javier y Toño dormían agarrados de la mano, imagen algo bochornosa para el bar, una imagen de pura amistad, dando el mensaje subliminar que en las buenas y en las malas, en la sobriedad y en la embriagues, siempre estarán juntos, aunque nosotros no nos agarramos de la mano como ellos, saben que también estaremos ahí para todo.

En la mañana despertamos en el departamento de Roberto y como era de esperarse, ninguno de los dos recordaba nada, refrescamos la memoria y los fhasback venían poco a poco. Acabamos esa jornada alimentándonos en un restaurat y riendo de las cosas que la noche nos deparó y, yo, habiendo conocido un poco más a mis amigos.
Gráfica: Jorge Luis Aviles Salas. Mi amigo, el sapito, que escribe estas lineas para ustedes.
El canchero: el q se tira sin casco con lentes, tranquilo porque esta en sus terrenos
El que retorna: con casco bien equipado regresando a su s canchas
El necio: el que no quiere soltarse por falta de voluntad


Tras esa puerta.wma - Mar de Copas

Canción de Mar de Copas que escuchamos antes de aquella salida.

lunes, 25 de agosto de 2008

JAI CINCO

Si no estas presente en el mundo virtual del Internet, no existes. Muchos servidores personales han sido creados para múltiples funciones, para poner tus fotos, escribir sobre ti, para que tus amigos hablen bien de ti, y, a mi criterio, para hacerte más cuadriculada la vida.

Todos conocemos el HI5, especie de álbum donde la gente pone fotos sin discreción, pone fotos de reuniones familiares, reuniones con amigos, fotos solo de ellos, fotos cubriendo casi toda su vida. Muchas de estas fotos son comentadas por amigos que están linkeados dentro de su espacio, es decir, si están ahí es que tu amigo es tu amigo, y si estas en la portada eres el mejor, el supremo, el inigualable, el superstar amigo, y ya no hay más.

Esta página es un dolor de cabeza. Cuando estás solo puede ser muy beneficioso, puedes quizás conocer gente o puedes hacer comentarios lanzas en paginas de chicas que te interesan y jamonearte de los comentarios que ellas pueden dejarte, poder quizás en base a comentarios y mensajes poder ligar con alguna de ellas. Cuando tu etapa de soltero acaba, todo se vuelve complicado, primero, si no eres astuto y al instante no cambias tu Estado Civil de SOLTERO...a...EN UNA RELACION puedes ocasionar la hecatombe mundial, para ella (tu nueva enamorada) quieres aparentar tu soltería frente a tus amiguitas linkeadas, es decir, definitivamente estas ocultando algo, página de mierda, piensas, tu enamorada cree que tienes un romance oculto por no haber cambiado ese insignificante detalle, cuando en realidad ni te diste cuenta que había esa opción.

Ya no se te puede escaparse un detalle insignificante pero importante como ese, buscas cada opción, cada detalle en donde dejar escrito, untado y sacramentado que ella esta contigo. Después que todo ya esta escrito, todo ya tiene su sello, pasas a las fotos, indiscutiblemente las fotos juegan un papel importantísimo en estas paginas. Cuando estas con alguien, las quince a veinte fotos que tenias antes, pasan a ser cien a más, fotos con ella, fotos dándose besos, apachurrones, besos mirándose a los ojos, fotos y situaciones tiernas que pasas juntos a ella. Después de colgar y sentirte bien de cómo se ve tu página, viene los comentarios cursis de los amigos, como el clásico ohhhhhhhhh q lindos!!!! Que enamorados se les ve, que bonito! Dando el toque tierno y amoroso que le faltaba, adornos a tu foto que te gustan mucho, que te hacen creer y saber, que, sí, que en realidad se ven lindos y que el amor lo puede todo.

Después que todo tu hi5 esta OK, que esta ordenado en base a tu relación linda y hermosa, vienen los comentarios de tu enamorada, en donde deja claro que le perteneces y que esta enamoradísima de ti, crees absurdamente que basta con un comentario de respuesta, pero ella demanda mas, mas cosas tiernas para que sus amigas sepan que eres el chico tierno, enamorado locamente de ella, mientras tu cabeza maquina que diablos poner, poner lo mismo que le dices hasta el hartazgo, pero lo haces porque si no, es un diatriba, un esputo a la mágica relación que ostentan, refunfuña por el poco cuidado y detalles que le tienes en su página, sin tener mas como exprimir tu creatividad se te ocurre sin otra cosa que hacer, hacer un comentario pegando la letras de una canción, a mi cirterio seria mejor no poder nada, mientras sigues maldiciendo más esta página.

Los amigos también se meten en ese saco, díganme si no les han dicho alguna vez pucha no me has hecho ningún comentario, la exigencia de comentarios por estos días es muy demandada. En realidad si he accedido a estos pedidos, he dejado comentarios de fotos a mi enamorada, cuando la tenia; tontas declaraciones de amor dejando al descubierto por los más de cien contactos de la señorita en cuestión, lo estúpidamente enamorado que me traía; he comentado los profiles de mis amigos; quizás sea una especia de tubo de escape para decir un te quiero o gracias por ser mi amigo, cosas que quizás no dices salvo dos cajas o dos piscos encima.

Después que todo lo virtual ya anda en regla, sufres el descalabro de una ruptura amorosa de lo mas real, después de idas y venidas lo inevitable llega, ella/el que creíste tener por siempre se va, la relación se rompe. Pasado varios días le das una pausa al llanto y al licor, te sientas frente a tu computadora y ves que esa pagina llamada hi5 que es enteramente tuya esta lleno de ella, mensajes, fotitos, poemitas y muchos te amo, cuando te armas de valor para apretar la tan ansiada tecla Borrar foto, tu dedo empieza a temblar, vuelves a mirar la foto, vuelves a ver que bonita se le ve cuando sonríe, mientras sigues así te das cuenta nuevamente que llevas varios minutos en una misma puta foto y no la has podido borrar, desistes de esa tarea y cierras tu pagina, creyendo quizás, que si ella ve que aún no has quitado nada del pasado que ambos protagonizaron, podría volver a ti.

Creo que eso es un tonto esperar, es como un duelo, de esos del antiguo oeste, tu parado a una distancia prudente de ella, esperando a ver quien da el primer balazo aniquilador al corazón. Alguna vez estuve en esa situación siendo ella quien dio el primer K.O, quitó toda huella mía dentro de su página, quitó todo rastro de mí, cuando vi reflejada esa realidad y habiendo ella dado el primer zarpazo, decidí dar el segundo. Quité toda su vida de mi espacio, comentarios, fotos y todo relacionado a ella, para dar paso a otra etapa. Creo que eso será algo recurrente en la virtualidad de tu vida, seguirás subiendo y bajando fotos cual vaivén de amores erráticos, cuando llegue una y pienses que es la única, arriba fotos, cuando se acabe, abajo fotos, cuando llegue otra y vuelvas a creer que es la única, arriba fotos, cuando acabe, abajo fotos, estarás en un sube y baja endemoniado gracias a la magia de la tecnología y de nuevo putearas al inventor de dichosa pagina.

Creo que el que tuvo esta idea era un voyerista descarado, consumado y confeso, que tenía la necesidad de ver las fotos de todo tipo de gente, sean amigo o no, haciéndonos participes de su juego descarado. Ahora podemos ver como anda cada persona dentro de nuestro grupo de amigos; que esa flaquita que daba la hora en el salón ahora tiene el cuerpo de un reloj, inmensamente gorda; si la chica que vi en el primer ciclo de la universidad sigue siendo tan bonita como siempre; ver que el idiota que se creía papi en los primeros ciclos de la universidad lo botaron de la misma por bruto, ahora estudia en Alas peruanas; que la flaca con la que salías está simpatiquísima e intentas mandar un mensaje a su foto a ver si te liga; que la flaca que te choteo anoche tenía enamorado, con razón te choteo; que la flaca con la que sales a escondidas aún le sigue diciendo a su enamorado que lo ama; que tu ex enamorada ya encontró a alguien con el que está, maldices tu suerte de poder ver eso, no puedes creer que ella esté con tan estupido, cacaseno, paparulo y ridículo personaje, pero así están las cosas; ves a tu amiga con nuevo enamorado, lo miras bien y te dices…pero debe ser buena gente.

Esta página nos ha acercado más a todos, para afianzar lazos amicales, para saber más de nosotros a la distancia, para destruirnos aniquilándonos el corazón, para ver que todo cambia a nuestro alrededor y para, como dije en un principio, hacernos mas cuadra la vida.
(Grafica: Jorge Luis Aviles. Muy entrañable amigo que me acompañará en esta aventura. Espero que su participación sea recurrente. Bienvenido)

martes, 19 de agosto de 2008

Carta 4: Amigo mio

Esta carta sería la ultima de esta recopilacion de cartas no enviadas, gracias por compartir conmigo las cosas que en ella pongo y por identificarse con los sentimientos que algun dia estas cartas cargaron. Un saludo para todos los destinatarios de ellas, y sobre todo para este ultimo amigo. Gracias a ustedes por todo. Aón seguire escribiendo no es una despedida por si aca.

Querido amigo

Ante todo disculpa que no te vaya a visitar tan seguido, desde aquel día no he vuelto a verte, pero eso no quiere decir que no piense en ti o que no te recordemos junto a mis amigos. Ineludiblemente estas presente en todas las reuniones. De seguro ya estaremos en contacto para quedar un día y dar esas sendas pedaleadas a nuestras bicicletas yendo por el litoral de lima.

Deseo arreglar mi bicicleta, que desde que ya no nos vemos la he descuidado bastante, en realidad todos mis amigos tiene sus bicicletas apiñadas a un rincón, con telarañas y oxido flotante. Te contaré que mis amigos ya no recurren a ellas, han preferido la comodidad del carro, el sedentarios del solo mover la mano para los cambios y ligeramente los pies para ir a cualquier lugar, por ende fofas e inmensas panzas han crecido tanto que ya andan siendo presa de la gravedad. Te acuerdas como era antes, salíamos de la iglesia, en todo una gran caravana de pedales y sudor, tu encabezabas ese grupo de intrépidos amateur de ciclistas, porque para mí tu eres un ciclista de aquellos. Tu bicicleta era la mejor, liviana como la pluma, sofisticada y con una estética envidiable, corría endemoniadamente, claro que mucho parte de esa velocidad casi nunca alcanzada por nosotros, tenías mucho que ver tu.

Íbamos de Salverry rumbo al mar, pasamos por un bendito cúmulo de vidrios, no me percate de eso y mi llanta reventó, te juro que ya estaba pensando como pagarle al taxi de regreso o quizás regresar caminando a mi casa, maldita sea, todo mi mundo se me veía abajo pensando que mis amigos disfrutarían del mar y la brisa marina y yo regresaría oliendo el smok de la avenida salaverry con 28 de Julio. Cuando lo creí todo perdido, sacaste cual mago del asiento de tu bicicleta, parches, pegamento, lijita e hiciste el ritual propio de una parchada de llanta. Volviste a la vida mi vehículo y con él la esperanza y realidad de llegar al mar.

Aún recuerdo la última noche que hablamos antes de tu partida al día siguiente, reímos, con tu risa tan particular, me contabas que te iba bien, salías con una chica, te iba bien en los estudios y se notaba tu alegría cuando lo contabas. Mi amigo y yo nos despedimos de ti, creyendo que te todo seguiría igual por siempre, mi colegio, y tu dándonos la bienvenida. A la mañana siguiente recibí en mi trabajo la peor llamada, me contaron que nos habías dejado, que te habías ido, no lo creí porque la noche anterior nunca nos afligimos por nada, fue como todos nuestros encuentro, estreche tu mano minutos antes de tu partida y no creía tu temprano adiós.

Amigos mio, te extraño mucho, extraño las conversaciones que teníamos, a ti no te importaba juntarte con nosotros, chiquillos insolentes con problemas de conducta y conversar, bromear, joder, fregar, hacer travesuras, te convertimos en uno de los nuestros. Recuerdo como te parabas al costado de las bancas de cemento con nosotros, conversando y fastidiando de todo.

Te preguntarás ¿por qué este jilipollas me escribe después de tanto tiempo?, lo hago porque sabes que siempre me acuerdo de ti, por mucho tiempo las iniciales de tu nombre acompañaron nuestras camisetas en los campeonatos de ex alumnos, Aunque no te visitamos como deberíamos, siempre estas presente, enano jodido.

Espero cumplir lo que te voy a prometer, prometo hacer una bicicletada, sacar a esos fofos amigos mio, esos que años atrás se desvivían en sus bicicletas, sacarlos de su letargo y parasitaria vida y hacer el recorrido que hace años hicimos, se que nos acompañarás, es mas cuando ocurra eso tienes que estar con nosotros, porque sino nada sería igual. Si, te asombrarás de lo agigantado de nuestros cuerpos, compréndenos, ya muchos son papás y por ende tienen que tener esa deformidad características de un señor de la casa, pero no te preocupes que los haré subirse a las bicicletas que sé que aún tienen.

Me despido chato, con la promesa de lograr lo casi imposible, llegar a donde llegamos en aquellas caravanas de bicis estando tú a la cabeza.

Te quiere y extraña mucho.

Raúl
Foto Izquierda - en la gruta de mi colegio, mi amigo el de lentes. Foto derecha - en los recuerdos de su primer mes de fallecimiento.

viernes, 15 de agosto de 2008

3: Carta a Nicole

Hola Nicole

¿Como estas? Creo que las recargadas agendas y la firme convicción de ser la fiel compañera de tu enamorado, han vuelta nuestra separación un hecho, si bien esperaba este derrumbe de nuestro idilio no pensé que sucediera sin avisar. Sin embargo, el tiempo que duro fue bueno, una diversión clandestina que tú y yo protagonizamos.

La verdad nunca me fije en ti, la primera ves que te vi pasaste desapercibida, no se si fue por todo el movimiento, porque mi cabeza y mi atención estaban en otro lado o simplemente porque no representabas una opción para tener un romance sabiendo que estabas con alguien a tu lado. Te confieso que luego, sólo con el plan de bromear, te decía que lo nuestro no podía ser porque tenías enamorado, las bromas empezaron a dejar de ser bromas y los juegos dejaron de ser juegos, dando ese salto que ambos queríamos.

Dejaste de pasar desapercibida, dejaste de ser una chica que no existía, ahora no podía dejar de verte o de llamar mi atención con una sola sonrisa. Ese día cuando me llamaste y juntos buscamos un sitio alejándonos de todo lo que ambos teníamos, tu, quizás, dejaste atrás tu mundo de enamorada perfecta olvidando recuerdos que ya no necesitabas de tu enamorado, yo, dejé atrás mis noches bohemias, salidas nocturnas que a veces no me satisfacían, y juntamos por ese instante nuestras historias. Nunca pude manejar esta situación al igual que los encuentros furtivos que tuve con otras chicas, desde nuestro primer encuentro todo fue tierno, el abrazo fue eterno y tu beso, fue un beso que hace mucho no sentía. Te acuerdas como nuestros corazones latían sin ninguna explicación, era algo más que sólo un vacilón nocturno, ahora ya podría calificar así.

Fue mucho sentir para que solo sea uno, luego vino el segundo, el tercero y así convertimos algunas noches en nuestras, noches que no tenías que cumplir tu papel de enamorada y que venias a mi buscando lo que quizás nunca podrás tener con tu enamorado, perfección.

Fui preso de la locura que desató poner tanto corazón a esto, siempre tuve claro que era el otro, el chico que nunca tomarías en serio, seria tú suplente y clandestino y saltaría al campo cuando tú y solo tú quisieras. Detestaba esa situación, detestaba reprimir mis ganas de verte y esperar a que tú eligieras el momento, detestaba tu esquivar cuando te decía para vernos, lo detestaba. Sin embargo demandaba mas tiempo contigo, quería abrazarte y besarte por más tiempo, pasar ratos contigo que tu enamorado si tenía, llegue a envidiarlo tanto que siempre me decía a mi mismo, deja todo y sigue tu rumbo, pero no pude querida Nicole.

Cuando conversábamos me dijiste que nunca habías hecho esto, que nunca habías tenido una relación amical amorosa estando en una relación oficial, pero sin embargo no te arrepentías de hacerlo, déjame decirte Nicole, tampoco me arrepentiré de haber entrado en tu vida, quizás para malograrla o quizás para mejorarla.

Estoy seguro que al igual que a tu enamorado, me has dado excusas cuando te decía para salir, chiquilladas que me las he tenido que comer haciendote saber que me las creia, excusas infantiles para no decirme que saldrías con él y que él tenía toda la prioridad del caso, creeme que estaba de acuerdo, pero no me gustaba nada saberlo, tu quizás no decías que tenias obligaciones que cumplir con tu enamorado con el afán de evitar esa comprometedora situación, lo comprendo, la verdad no tenía nada que reprocharte, sabia que a veces tus obligaciones con él iban a opacar nuestros encuentros.

Lo que nunca quise que sucediera, sucedió, llegue a quererte demasiado, me hiciste sentir cosas que creí sepultadas, sencillamente me enamoré de ti, no se como ni porqué, creo que el hacer esas llamadas de media noche, el entrelazar nuestras manos, que toques mi rostro con esa ternura infinita y que me quedes mirando con tus ojos llenos de fantasía fue demasiado para resistirme, demasiado no poder besarte y abrazarte con la misma ternura con que tu lo hacías. Nicole, te confieso que quedé completamente enamorado de ti y te doy gracias por eso, porque aunque no te pueda tener sé que el amor no es exclusivo sólo al alguien, ahora eres tú la protagonistas de mis fantasías y realidades, de mis noches y mis días, de mi pasados y mis presentes, de mis corduras y locuras.

Ahora seguro estas con tu enamorado mientras que yo aún te escribo esta carta, te doy las gracias por esos momentos mi adorada Nicole, gracias por hacerme sentir tanto, por haberme vuelto un enamorado orate y sólo me queda decirte adiós y que ojalá tu enamorado sepa descubrir que con tu mirada y tus ojos puede hacerlo todo y vivir por ti, porque yo lo supe ese día que me dijiste te quiero.

Enamorado y loco por ti me despido y deseo de corazón que seas feliz con el chico que tiene la exclusividad en tu vida, yo seguiré escabullido en mis noches barranquinas que me vuelven a albergar.


Te quiero mucho

Raúl.




Canción que hablando en una noche en el msn, nos adjudicamos.

martes, 12 de agosto de 2008

Cartas en reserva 2: Patricia

Estimada Patricia.

¿Como te va? La verdad cada dia se menos de ti, los hecho nos llevaron a esta situación de alejamiento, aunque te confieso de vez en cuando me nace las ganas de darte una llamada o quizás verte un minuto de los miles que nos quedan por delante. Quise romper palitos de una manera desgarradoramente definitiva pero no pude, creo que los años que pasamos juntos marcaron tanto en nosotros que si bien, el amor se hundió a lado del Titanic, necesitamos saber un poco de nosotros y con un simple mensaje saber que aún seguimos en esta tierra.

Debo confesar que algún día quise no verte nunca más creyendo talvez que esa fuera la manera de arrancarte de mi corazón, de borrar el amor que tanto te di un día el cual devolviste con la misma fuerza con la que te lo brinde. Como sabrás no pasó mucho tiempo para mandarte un mensaje o escribirte, te confieso que decidí hacer lo que quería, lo que se me venía en gana, creo que fue unos de los fundamentos con lo que regí mi vida esos meses, hacia y deshacía, y lo que mas queria hacer en esos momentos era hablarte. Claro, mis mensajes no fueron ni largos ni cariñosos, fueron como debían serlo, pero te confieso que quería hacerlos con la misma ternura como un día te llagaron, volver quizás poder reconquistarte, pero sabía que ya estabas con alguien y que ya no me pertenecías.

Recuerdas las veces que pasábamos todos los días juntos, simplemente me parecían excepcionales, creo que nuestra relación estuvo marcado por dos partes, una, el amor que nos teníamos y la otra el momento en que ya todo murió, en la que actuabas por la costumbre y por el solo hecho de no perder y acabar algo que tenías desde hace mucho tiempo, de no acabar los domingos que pasábamos en tu casa tirados como marmotas viendo películas, de tardes de hacer compras junto a tu familia, y de noches de salir simplemente a caminar o salir a ese pequeño espacio antes de entrar a tu sala, sentarnos en el sillón de madera un tanto incomodo, para conversar de todo y cuando ya todo estaba hablado solo sostener tu delicado cuerpo contra mi pecho para hacer de los minutos mas lentos y decirte al oído que te amaba.

Si Patricia todo eso acabó, convertí mis domingos tranquilos y hogareños en días de reposo, de recuperación de la resaca por la juerga sabatina, ya no mas películas en tu compañía, ya no mas preparar canchita en ese cómplice intercambio de acciones dentro de la cocina, ya no mas tus preguntas y comentarios inoportunos dentro de una película, comentarios que teniendo ese importunismos grande me gustaban, ya no mas buscar en tu sillón una postura cómoda para ambos, ya no mas buscar el momento perfecto para esa película, ya no mas.

Aun recuerdo nuestro final, te cuento que la bolsa negra llena de recuerdos que tenía detrás del carro nunca te la quise devolver aunque fui con esa convicción, dentro de mí quería quedármela (cosa que al final hice porque no me pude negar a tus lagrimas) con todo esos tres años de recuerdos, notitas inescrupulosas dentro del salón de clase, cartas, fotos, esa horrible foto que me regalaste y no porque tu salieras horrible sino por el asqueroso fondo que el fotógrafo puso detrás de ti, una pacharacada de aquellas, devolverte los slides que te tome, decenas de slides que te tome para mi curso de foto cuando modelaste exclusivamente para el lente de mi cámara, un peluche tonto que me miraba agarrando la luna, debo confesar que no lo pude tener tanto tiempo en cautiverio así que ahora revolotea en mi escritorio, el recuadro con la primera foto que tuvimos con mi cabello desalineado y tu nada fashion chompa guinda.


Dejaste recuerdos imborrables en mi, me sorprendió que después de mas de un año que te dije adiós estando de los mas relax en mi computadora me llegue un mensaje tuyo disculpándote por los malos momentos que pasé por tu partida, no sabia que te estaba pasando, descubrí después que tu nueva relación había acabado y que estas sola como yo, creeme que es un tiempo necesario y te servirá mucho, es un doloroso stop al amor para saber que a veces es necesario prestarse más atención uno mismo, un lapso que le da más aire al alma. Muy estimada Patricia, si bien el dolor inmenso por la separación me tocó los primeros meses, creo que fue un acierto separarnos, descubrí muchas cosas que no sabía de mi, supe que puedo ir solo por el camino, que tenía fuerzas suficientes para seguir mi camino sin tu mano entrelazada a la mía y seguí descubriendo mas cosas que cegado de amor no podría haber descubierto.

Te quiero mucho y nunca te podré olvidar, escogí este día para darte esta carta porque a veces los doce de cada mes cuando hago una pausa en mi agitado día pienso en que días como hoy estaría pensando en que regalarte o como sorprenderte y también me da escalofríos el tiempo que aun llevaríamos juntos. Guardo recuerdos imborrables que siempre ocuparan un lugar privilegiado en el recuento de mi vida.
Besos Patricia.
Atte.
Raúl


Tu Amor Me Hace Bien [Salsa Version] - Marc Anthony

Pd: Una de las muchas fotos que nos tomamos. La última cancion que bailamos antes de su inminente partida.