miércoles, 26 de noviembre de 2008

Sabios ingredientes


Sin un adiós ya se que esto tiene un fin de la cual no tendré parte, solo me queda seguir buscando un amor del cual no tendré que agobiarme ni esperar un lejano final feliz, seguir mis pasos y sin buscar nada encontrarlo todo, porque fue así como llegaron los amores que marcaron mi vida. Cuando menos tenia la intención de buscar a alguien llegaba, mi corazón solitario daba un giro de 180 grados y se posicionaba en el libre mercado del amor.

Cuando algo no va mas no se porque siempre me dicen la ridícula frase tu te mereces a alguien mejor, debo confesar que esa ridícula frase se la dije a mi primera enamorada para calmar esa sed de culpa que me carcomía y tratando de ocultar mi frialdad hacia ella, es como si a tu perrito, a tu mascotita le rascaras la cabecita y le dijeras tu te mereces un dueño mejor, si el perrito hablara diría lo que yo hubiera querido decir cuando me decían esas ridículas frases, tu y tu frasecita estupita pueden irse a la madre porque yo no quiero alguien mejor simplemente te quiero a ti.

No se porque esa frase siempre se apodera de mis últimos encuentros con chicas que quise, supongo que muchos les paso lo mismo. De que realmente llegará alguien mejor, no tengo duda, pero te cierras la puerta a lo que puede ser mejor en ese momento y tu sabes que lo mejor es estar con ella, quizás sean solo un deja vu de esos labios y de esa mirada que en ese momento te vuelven loco.

Creo y con experiencia participante que el amor o lo que sea que sintamos en ese momento por alguien se esfuma, requisitos básicos y poderosos, tiempo y lejanía. Definitivamente me ha pasado. Cuando junte esos poderosos ingredientes en mi fallida relación todo cambio, los recuerdos cesaron, las ganas locas de llamar todos los días se disiparon, las ganas de verla se fueron por el inodoro y yo quede listo, purificado de ella, como si el chaman del norte me haya hecho un limpia a profundidad, me haya escupido el agua con olor a saliva que escupe a todos y me haya hecho olvidarme de ella.

Lamentablemente o quizás gracias al Poderoso volví a caer en el hoyo amoroso, lo bueno de eso es que supe que todo el feeling dulcete de enamorarte se puede volver a repetir y si eso pasa es indiscutible que el olvidar también puede suceder, solo es cuestión de mezclar sal convertida en tiempo y pimienta convertida en lejanía (ningún contacto ni telefónico, ni mensajes, ni saliditas de seudo amigos)

Ahora preparo la olla común donde meter esos dos ingredientes que siempre van acompañados de ajinomoto (para que le de gusto) convertido en esos apreciados amigos de tertulias y juergas inolvidables que nunca te dejaran.

8 comentarios:

Glenn K. dijo...

Pos el tiempo lo cura todo?? y muchas veces nos cerramos a querer seguir cerca por a o b... pero no hacemos mas que hacernos daño, sabes que tb pasé por esa Chumin, ni modo... es parte de la vida, pero lo importante es saber que la capacidad de enamorarse está intacta

Meg dijo...

Todos pasamos por ese camino tarde que temprano asi que pss lo unico q podemos hacer es dejar que el tiempo haga efecto.


Saluditos!

Carolina dijo...

hola
cambie la direccion de mi blog
htt.//www.hablacarolina.blogspot.com
ME DA LO MISMO


SALUDITOS

Carolina dijo...

hola
cambie la direccion de mi blog
htt.//www.hablacarolina.blogspot.com
ME DA LO MISMO


SALUDITOS

Pollo especialista dijo...

siempre se debe rescatar lo mejor de todas las relaciones vividas, sobretodo porque nos ayudarán a ir mejorando no sólo como personas, sino como parejas...

Chio dijo...

diablos! paso lo esperado?

la pucha.

no quiero decirlo pero... te dije!

FUGITIVA dijo...

detesto esa frase, particularmente jamas la he dicho, considero que es estupida, absurda y a la vez cobarde.
malditass frases jajaja

Vane dijo...

Ah! esa frase es feaaa, quien no lo ha pensado pero no pues, no es!!!