jueves, 31 de julio de 2008

Iquitos - Perú

Regresé de un viaje reconfortante y agotador, un tanto contradictorio pero así fue, reconfortante porque siempre sientes un relax distinto el poder salir de la capital llena de humo y rutina y un tanto agotador porque convertimos nuestras noches en noches de diversión y juerga que se diluían conforme pasaban las horas escoltados por el siempre agobiante calor iquiteño. Días y noches que siempre recordaré como siempre las hago cuando salgo de viaje con mis viejos y grande amigos. Algunas fotos de esos días.


jueves, 24 de julio de 2008

Maneras de autoprotección.

De seguro ustedes tiene diversas formas de protección, salir de la realidad y sacarte de la cabeza la ultima pelea que tuviste con el/ella, olvidarte de las palabras y las espumantes reacciones que tuvieron esos días.

Definitivamente mi manera de lidiar con temas parecidos han dado un giro tremendo, antes y de seguro muchos tiene esta misma reacción, enfrentaba las peleas, tomando al toro de las astas, no me iba sin resolver las riñas y tener un beso reconciliador de mi enamorada, perseguía cual perro arrepentido a mi pareja de turno para tener una explicación de problema e instantáneamente maquinar una solución.

Hace un tiempo tuve una situación parecida con una chica que robaba mis pensamientos, el descontento y desazón se hizo insostenible y ella acabó por irse de mi lado, nuestra furia se evidencio y sólo la vi desaparecer volteando la esquina, mientras que yo seguía el sentido contrario de su camino.

Ahora el problema mayor después que ambos se alejan es que tu cerebro se reciente pensando en que hiciste mal y que es lo que ella hizo mal, que dejaste de hacer y que no dejaste de hacer, miles de cosas pasan por tu cabeza. Después que mi cabeza iba a explotar con tanta interrogante y con las muchas ganas de alzar el teléfono y llamarla, agarre mi casaca, grite ya vuelvo, salí de mi casa, caminé varias cuadras, miré la cartelera y vi la ultima función que había en el cine, compré mi boleto y me dirigí a hacer mi cola. Estando en la cola ya quería entrar a la oscuridad de la sala, me atormentaba la empalagosa situación de la pareja de atrás y la melcocha conversación de la pareja de adelante, cuando ya no soportaba la situación y estaba apunto de salir de la cola, empezamos a avanzar.

En la sala borré cassette, a todo lo que me había pasado le puse un delete, me sumergí en la realidad de la película y mi mundo fuera de la sala desapareció, el sonido de potentes parlantes me hizo reemplazar su voz y una tremenda imagen me hizo reemplazar recuerdos que se repetían una y otra vez.

Salí tardísimo después de refunfuñar por algunos sonidos celulares en plena función, me compre un cigarro y regresé a mi casa caminando tranquilo y sosegado por una larga avenida que mezclaba soledad en la pista y oscuridad nocturna.

Dormí tranquilo, al día siguiente ella me habló y yo le hablé, dándonos un beso de paz poniendo fina a esta querella absurda. Creo que fue un tiempo muerto para necesario para ambos, mi tranquilidad volvió luego de una desconexión a lo Matrix.

Ahora sé que en esa situación ir solo a una sala de cine se vuelve una golosina.


Me retiro por unos días, el año pasado fue Cusco ahora tocó la selva, aún sigo piesando suelo limeño en algunas horas Juaneco me dará la bienvenida. El blog queda en sus manos por algunos días.

gilberto santarosa - perdoname

lunes, 21 de julio de 2008

La joroba

No se si lo han escuchado, pero este es el típico saludo que te dan al día siguiente de tu cumpleaños, un consuelo quizás para el que olvido tu cumple y no tiene otra cosa que decir más que…. La joroba! Bueno en esta entrada yo mismo me doy la joroba por mi cumpleaños, narrar todo las cosas de la noche ya sería demasiado, digamos que la pase muy bien, vi amigos de siempre, amigos que no veía hace mucho tiempo, nuevos amigos que me acompañaron.

20 de Julio de 1997: Mi sala se oscureció y del techo colgaban luces que pestañeaban, dejando flotar en la atmosfera diabólicos y desenfrenados destellos de luz de colores. Una caja con una ruleta de espejos acompañados de un potente flash de luz hacían que nuestros movimientos se entrecortaran mientras que un aparato botaba humo por todo el ambiente. Era mi fiesta de cumpleaños numero dieciséis, mi sale estuvo repleta de gente, bailamos hasta el hartazgo y disfrutamos de una buena noche. Las clásicas puedo llevar a una amiga, puedo llevar a mi primo, etc. hicieron que ya siendo las 12 me saludara gente que ni conocía. Un cumpleaños de extrañas amistades que se diluyeron con el tiempo y de verdaderos amigos que me saludan hasta el día de hoy.

20 de Julio del 2003: Primera vez que haría algo fuera de mi casa, definitivamente fue algo íntimo también, lo hice en el bar de mi amigo. Fue un cumpleaños que después de tiempo pasaría con enamorada., el estar con mi enamorada le daba un toque especial a ese 20 de julio. Bailamos, reuimos, tomamos, y disfrutamos una noche de nunca olvidar. Dos amigos tuvieron un altercado un disturbio dentro de mis amigos, pero no resulto a más, después de solucionarlo ya se encontraban abrazados siendo los mismos amigos de siempre

Mi cumple veintisiete fue bueno, soltero y sin compromiso volviendo nuevamente a mi soledad de los noventas, disfrutando los días D. Cuando tenia veinte pensaba que a los treinta me casaría, ahora que ya me acerco a la base tres sin novia y sin planes amorosos dejo que todo suceda nuevamente, me vuelva a enamorar y ya no hacer planes para los muy tenebroso treinta.

Un saludo y gracias a la gente de mi promo, amigos leales que siempre tendré a mi lado. Cuando conversaba con ellos me di cuenta de muchas cosas, de como nuestros temas de conversación cambiaron tanto todos estos años, de estar hablando de enamoradas, quinceañeros y saliditas a comer pasamos a hablar de hijos, esposas y futuros matrimonios, contando con los dedos cada vez a mas miembros que caen en las redes matrimoniales. Para el otro año ya habrán dos matrimonios, este año se avecina otro más, salud por eso.

Gracias a los amigos del trabajo que fueron a la disco, a los que no fueron supongo que intentaron ir; gracias a los amigos que perdí, aunque no me llamaron se que aunque sea se acordaron en algún momento, si no quisieron llamarme, vale, comprendo; a los que revivieron de ultratumba y fueron a darme un abrazo, a los que dejaron sus coments en el hi5, a los que me mandaron mensajes de texto, a las ex gracias por los mensajes, a la familia gracias por el domingo, a mi hermano gracias por el almuerzo. A los amigos bloggers por soportar mis enredos existenciales y las divagaciones que sufro, a las personas que me escriben y que he conocido un poco más por este medio, muchas gracias. A todos gracias totales.

Veintisiete años y otra nueva aventura, veremos como se ve el mundo con este añito más.

martes, 15 de julio de 2008

Mal Elemento

Antes de entrar en el mundo de la soltería era todo un correcto, amoroso y casi celestial enamorado, era un ejemplo latente dentro de mi grupo de amigos, enamorado modelo a seguir, algunos amigos me reprochaban algunos detalles que hacia a mi entonces enamorada porque ellos se veían liliputs frente a las cosas un tanto chiclosas que hacia. Para ellas yo no representaba ningún problema ni peligro para sus enamorados, pensar en mí era pensar en un salida en pareja, salida de cuatro o de seis, para pasar un rato agradable jugando Bowling o yendo a cenar. Mi relación con mi enamorada era bien vista por las damas de mi entorno, era un correcto enamorado que no sacaba los pies del plato, que no se inmiscuida en juergas subalternas, que no llamaba con numero privado a sus amigos para incitarlos al vicio ni mandaba mensajes de textos hostigadores para las siempre concurridas reuniones de promo.

Ahora todo cambio, mientras que mis amigos seguían en sus respectivas relaciones y siguiendo el patrón clásico de ser un enamorado, yo me inmiscuía por los caminos oscuros y vertiginosos de la soltería. Sabia que ellos no podrían acompañarme en todo momento, que no podía llamarlos y decirles vamos a tal o cual discoteca porque iban a ser sigilosamente escuchados por sus respectivas detectives féminas.

Siempre cuando había una bronca o separación temporal con sus novias, ellos recurrían a la manada, recurrían a los amigos solteros, tocaban mi puerta y las clásicas cervezas sellaban el ritual troglodita que aún seguimos teniendo y que seguirá vivo por siempre. Después de esto ellos se iban a recuperar el albergue amoroso que por un momento llegaron a perder al ser sustituido por el salvaje rito varonil de tomar , fumar y renegar de lo difícil que puede ser entender a una mujer.

Estando en plena reunión las mismas enamoradas que antes veían en mí el enamorado correctísimo y casi modelo, sonreían conmigo, me conversaban de lo más normal, enterándome minutos mas tardes que en sus conversaciones lapidarias de mujeres yo fui el protagonista, siendo calificado de corrupto, el lobo feroz que lleva a sus pobres e indefensos enamorados a la perdición del alcohol y la carne. Ellas, que esa noche me decían salud, en una cómplice cháchara de mujeres habían criticado mi soltería, culpándome de sus rotundos fracasos amorosos, de sus desconfianzas y de su particular loquerio.

Señoritas... nadie obliga a nadie lo que tiene que hacer, yo ya no podría corromperlos más, ellos son los que podrían dar clases y cátedra de cómo safar cuerpo en momentos decisivos estando entre la espada y la pared, dar una clase magistral de cómo quinvear a sus parejas de turno y enredarse en amoríos sublimes para luego regresar a sus sabanas. No me culpen a mi del temperamento de mis buenos amigo, un temperamento que no podrán safarse y que creo ustedes ya aprendieron, a base de riñas callejeras, a sortear.

Señoritas…….., nunca llamé ni intenté llamar a su queridos novios para que vaya conmigo a sitios que no deben, nunca mandé mensajes que puedan hacer débil sus relaciónes con ellos, si su relación flaquea no es por mi tranquilizadora soltería, sino mas bien por sus temperamentos y loquerios muy bien disimulado en alguna reunión que nos cruzamos. Nunca traté de hacer partícipe de mi libertar a sus muñequitos, si ellos decidieron unirse en mis huestes fue por voluntad propia, si ellos quisieron gritar junto a mi la bendita palabra libertad, fue nada más que su decisión, fíjese en sus locas clarividencias antes de fijarse en mí como uno de las razones de sus broncas y desmadres.


Muy respetadas señoritas todas, no somos nosotros, los humildes solteros, los que malogramos la vida de sus santos compañeros, son ellos mismos que desean un cachito de respiro y de libertad. No reventamos su celular presionándolos a que salgan y las dejen solas, antes de echarnos las culpa de sus errores, miren primero las brechas que está teniendo su relación y no culpen la sinceridad de este soltero que estando antes en una relación miraban con mejores ojos y sin cuchicheos a su espalda.

viernes, 11 de julio de 2008

Un extraño extrañar

Hay conversaciones que a veces extrañas, decir un te quiero después de una llamada, llamar ni bien pasado dos segundos para volver a decirle te amo o simplemente sentir que alguien esta pendiente de ti. Escribir un mail ni bien aparecidos los primeros rayos del sol, encontrar maravilloso contar cosas cotidianas que no tiene nada especial volviéndose especial cuando esa persona lo cuenta.

Hola amor buenos días, no encontraba de donde escribirte quería contarte que llegue tarde a mi clase y que me dejaron entrar después de media hora, estaba que me moría de frío, es la primera vez que llegaba tarde

Hola princesa, que pena mi vida, pero para la próxima a levantarse mas temprano bb. Ya iré a verte para abrigarte y no tengas tanto frio.

OK gordo, te espero. Que tal si de ahí nos vamos a almorzar a mi casa.

Uy que rico, esta bien mi amor, de ahí vamos a tu casa, los almuerzos de tu mama son buenos.

Entonces te espero gordo, bye mi vida, te amo mucho

Bye amor recuerda que siempre pienso en ti y que te adoro.

Díganme si no es patéticamente cursi y también extrañable, extrañar hacer planes de una manera tan sencilla, extrañar que te digan gordo cuando eres recontra flaco, extrañar a su familia, extrañar saber que llegando a su casa podrás sentirte como en la tuya, extrañar una despedida tan amorosa y que al final de una frase siempre haya un te amo.

Muchas veces extraño eso y se que en algún momento la voz y las mismas letras retomaran el mismo rumbo que alguna vez tomaron.


Si Te Dijeron [Bolero] - Santa Rosa, Gilberto

lunes, 7 de julio de 2008

A mis maestros con cariño.

Hay ciertas personas que sin ser adolescentes ni tener nuestra edad marcan y dejan un recuerdo gigantesco en tu vida. De toda mi vida juvenil hubieron personas que me marcaron y que al verlos dejo salir mis venias y mis respetos por todo lo que nos enseñaron, nos aguantaron, nos reímos, pasamos momentos realmente difíciles pero siempre estuvieron con nosotros.

Es muy grato que después de muchos años de estar, nosotros en una carpeta y ellos en un pupitre, aún nos recuerden, que rían con nosotros, pregunten por nuestras vidas y que lo simple de nuestra presencia les sea grato. Que ahora disfruten de las mismas payasadas que hicimos en el salón y que vean que nuestro espíritu aún no ha cambiado, que frente a ellos siempre seremos sus alumnos.

Betty: Aun la recuerdo cuando di mi primer paso en el salón de mi querido colegio, la primera que me enseño a pintar y no salirme de los bordes del dibujo, a saber que ese color era verde y no amarillo, que ese era un cuadrado y no un triangulo, y saber como ubicar en mi pequeño mundo la derecha y la izquierda.

Lauretti: Mas la recuerdo por sus clases en donde los valores era lo primordial, clases que nos enseñaba a actuar de la manera mas correcta en la vida, esfuerzo, responsabilidad y disciplina. Odiaba cuando ponía de ejemplo a sus hijos, que después de mucho tiempo nos dimos cuenta que no eran tan buen ejemplo a seguir.

Chavela: Profesora en todos los sentidos, su vozarrón enérgico y fuerte me causaba temor y pánico, y sus clases de matemáticas eran mi mas grande pesadilla, Siempre me ayudo, siempre, sin saberlo, conversaba con mi madre para poder sacarme del lado oscuro en que las matemáticas me metía. Creo que por ese esfuerzo que hice siempre me recuerda.

Marco: El primer amigo y profesor que tuvimos, se hizo nuestro pataza. El muy recordado Chuvi con Barba , un grande que actuaba como pequeño, un adulto que era cómplice de nuestros juegos, que siempre nos apoyaba y que nos dijo siempre que fuimos su primera promoción. Recuerdo que en nuestra etapa liberal, el nos llevó a su oficina y de un par de carajeadas nos hizo reaccionar, aunque no pudo parar el vendaval de travesuras, su interés por nosotros siempre fue grande. Un abrazo amigo mío.

Aguirre: Recordado profesor, un profesor insigne en mi colegio. El profesor que vivió de todo. Recuerdo que nos contaba unas historias alucinantes sobre su vida, creo con el afán de captar nuestra atención, obviamente nos causaba mucha risa escuchar que peleo con un tiburón, que a causa de la adrenalina un perro le ladró y él salto hasta el segundo piso de un edificio, que el huayco pasó por su casa, que él fue mejor jugador que Cubillas y que sus lagunas mentales producto de un accidente no lo dejaron ser Einstein.

Mayor: Un vinculo de amor y odio, de respeto e idolatría, era nuestro profesor favorito, el primer profesor que nos hacia bromas, que nos comprendía, es por ello que cada vez que entrada al aula todo el salón enardecido lo esperaba de pie dándole frenéticos e inacabables aplausos. Recuerdo claramente sus últimas palabras cuando nos tuvo que dejar para irse a España… Muchachos silencio, porque estas serán las ultimas palabras de su Dios… todos de pie lo aplaudimos, y lo despedimos con la venia que su alcurnia requería.

Chirinos: Se desvivía porque en nuestras mentes entren los números, las matemáticas tan repudiadas por muchos de mi salón, cuantas ayudas nos dio cuando llevábamos el curso para verano, esos onces y doces salvadores. Muchas gracias Profe sin sus tardes de Laborachongos nada hubiera sido igual y sin sus onces no hubiera tenido el diploma que tengo en mi sala.

Zavala: Profesor de religión que también es pata, se acuerda de cada uno de mis amigos, lo veo por las calles de mi distrito y siempre me saluda con efusividad. Creo que la frase que mas caló hondo en mi salón fue cuando una mañana dándonos su acostumbrado sermoncito le dijo a un amigo algo que en realidad debió decirnos a todos, NO HAY TIEMPO PARA VAGAR MARIO; NO HAY TIEMPO

Janet: Profesora de Literatura, sabía bastante de su curso, nos enseño mucho y aprendimos poco, curso difícil, muy agarrada con las notas, huraña al momento de corregir, con ella un catorce significo un veinte y un quince una marcianada. Por su minúsculo tamaño fue imaginariamente relacionada conmigo por mis jacarandosos amigos, una relación de madre e hijo, cuando entraba al salón todos decían que llegaba mi vieja.

Gastón: Abogado que se inmiscuyó en nuestro salón para decirnos la pura verdad del presente, que éramos unos vagos, que para que mentirse estudiando si eso no era lo nuestro, que nosotros no éramos para estudiar cinco años en la universidad, que busquemos algo mas ligero. No se cual fue su intención, creo que nos reto a hacer lo contrario de lo que el quería y funcionó, porque rotundamente contraria a su predicción casi todos ya acabamos una carrera universitaria y estamos trabajando, claro que se lo refregamos en la cara miles de veces en los campeonatos de ex alumnos. Un abrazo a Leguleyo, un gran amigo y gran profesor, aunque no me acuerde de ninguna clase suya.

Ricky: Un fiel amigo en todo aspecto, fue nuestro tutor por espacio de 3 años, se bancó gallardamente los peores años de mi promo, creo que después de mi promoción nunca más entro a un salón de clases. Fue muchas veces repudiado porque nos vino prometiendo un campamento por largos tres años, campamento que nunca llegó a concretarse, si bien tiempo depuse supimos que no era su culpa, en esa época no podíamos ser nosotros los culpables así que él pago los platos rotos. Una de las personas mas correctas que conozco y amigo con el cual compartimos un reciproco cariño.

Pablo Lammermeir: Un gringo que vino al Perú ya hace varios años y empezó a enseñar en mi colegio, nos enseño tanto Ingles como Historia Universal. Un gran profesor, le sacamos canas verdes al gringo, al borde de la histeria daba sendos y furibundos manotazos a la carpeta de mi amigo con el afán de que nos callemos la boca y que el desorden tuviera fin, nunca logro su propósito A los castigados les mandaba a escribir 500 a más veces la siguiente oración:

I must behave in class I must behave in class
I must behave in class I must behave in class
I must behave in class I must behave in class


Debo comportarme en clase. Tantas veces lo escribí que ahora mi mano reproduce por inercia esta frase.
El fin de semana vimos al Gringo Pablo y me dio mucho gusto que se alegrara un montón con nuestra llegada a su casa, creo que supo que después de tanto tiempo estamos juntos y aun recordándolo. Sabe que tiene nuestro apoyo para ayudar en la noble causa que el guía, creo que es nuestra retribución por encaminar a tanta oveja descarriada que había en mi promo.

Gracias a todos mis profesores del San Francisco Javier, toda mi promoción esta eternamente agradecida por el empeño y las ganas que pusieron en darnos sus conocimientos. Creo que la elección de mis padres de ponerme en el colegio fue la mejor y el colegio tuvo el mejor acierto en elegirlos a ustedes como nuestros profesores. Son parte fundamental de nuestros éxitos. Muchas Gracias.



De hecho hay profesores que no salen en mi relato pero forman parte de ese grupo maravilloso que nos formó.