jueves, 25 de diciembre de 2008

Feliz Navidad

Los regalos se hicieron interminables y ya casi todo mi lista de a quienes tenia que regalar ya había acabado, me entraron dudas de que comprarle, no soy nada de ella pero definitivamente los deseos de darle esos regalos melosos y cursis me invadieron, le hice tres regalos de los que no pude dejar de hacerlo, a veces cuando me entra una idea a la cabeza es muy difícil que deje de hacerla y peor aun si es a una persona que realmente me importa.

La navidad pasada a Pamela, con quien ya había acabado hace varios meses y con quien sabia no pasaría mas nada, le mande un presente, un colage de imagenes y texto con una música un tanto enamoradiza, en ese época aun la recordaba mucho y no dude en hacerle eso. Ya pasada las doce, estuve con mi dedo en el Mouse sin saber si mandarle a su mail o no, al final las ganas de darle algo y dejar expreso que si la recuerdo pudieron mas y el presente se fue a miles de kilómetros hacia ella. Nunca me respondió creí que nunca le gusto el presente y que no represento nada, al cabo de unos meses recibo este mail…

nunca hasta el dia de hoy habia visto este archivo adjunto q me enviaste la ultimas navidad, la primera evz q revise eeste correo no tuve tiempo de bajarlo y el tiempo paso y nunca mas lo volvi a ver hasta hoy...muchas gracias esta muy lindo lo q hiciste, como siempre lograste conmover mi a veces duro y danianado corazon
gracias raul y sabes q el sentimiento es mutuo

PAMELA.

Supe, aunque a destiempo, que el tiempo metido en la computadora dio sus frutos, lo que había querido había sucedido.

Este año los regalos a mi familia resultaron buenos, todos quedaron contentos, los tres presentes que le hice a la señorita en cuestión creo que le gustaron. Primero una tarjeta un tanto romanticota que le agrado bastante, después una video con todas las fotos que le tome este año, era como decirle que esas fotos son enteramente suyas, que lse las tome queriéndola, amándola, y que si el destino no es generoso, al menos quedaran como un video del recuerdo, Cuando veía ese detalle del video corría una lagrima por sus mejillas. Después de varias horas tomando un café le di una pulsera, me gusta sorprenderla y ver su rostro mirarme como diciendo que esto nunca lo creía posible. Dude en hacerlo porque me pareció mucho para alguien con quien no se que pasara, pero me dije al diablo, es navidad y si no lo hago de ahí me arrepentiré, por eso di cada uno de los regalos, para bien o para mal, ¿que recibi? Bueno lo mismo de todos los años, calzoncillo, bibidis, polos, etc, aun espero para que un regalo sea el especial, porque cuando estas con enamorada el regalo que te hace es especial, porque sabe tus manías y tus gustos al máximo, es por eso que son regalos que más recuerdas.

Feliz Navidad a todos queridos bloggers, que sus regalos hayan sido satisfactorios, que hayan gustado y que les haya gustado regalarlos, sin importar lo material creo que cuenta mucho el sentimiento con el que lo hagas, amo a mi famila por eso los regalos, adoro la sonrisa de la chica a la que regale mas de lo esperado y creo esta navidad fue muy buena, pasándola con la gente que quiero.

Feliz navidad amigos.
(disculpen por las faltas orotgraficas, lo apremiante del tiempo solo me hizo escribir y colgarlo)

martes, 16 de diciembre de 2008

¿Buena noticia?

No sé porqué pero cuando la persona que alguna vez forma parte de nuestra vida amorosa nos dice que se va a casar sentimos un extraño temblor, un extraño sentimiento que sin ser tan apremiante nos puede causar una temblorosa sensación

Eso pasé estos últimos meses de este año. Cuando llegué al banco y la vi con la sonrisa que siempre me embrujará sólo atiné a poner mi cara de baboso y sonreírle. Me dijo con un gesto exquisitamente disimulado que me acercara a su caja, me atendió y me dijo que salía en una hora, sin dudarlo la esperé. Karen fue mi primer amor, la primera chica que trazo líneas marcadas a lo que ahora suelo ser en las relaciones que comienzo. La esperé dando idas y vueltas en un espacio reducido cual león enjaulado, salio y me sonrío como solo ella puede hacerlo. Caminamos por las calles de San Miguel, después de ponernos al día de nuestras vidas, ella soltó la noticia, me dijo que ya estaba pensando en casarse, quede algo estupefacto, un vacío rápido pero significativo se instalo en mi estomago, similar al vacío que sientes cuando caes de lo mas alto de una montaña rusa.

Después de caer en la cuenta, la felicité, que bueno que vayas a hacerlo, bromeé con ella augurando que estaría ahí inmiscuido en las bancas de la iglesia, ella me dijo que me invitaría, mentí diciéndole que iría, mentí diciéndole que aplaudiría cuando ella salga de la mano de su esposo, mentí diciéndole que le tomaría varias fotos y mentí diciéndole que bailaría con ella en la fiesta. Soñé maquiavélicamente raptarla del altar y llevarla conmigo, llevarla al mismo lugar donde ambos nos enamoramos y saber ambos que aunque ella le daría el sí a otra persona, ella alguna vez soñó conmigo darme ese sí que ahora ya no me pertenecía.

Definitivamente la noticia de su futuro matrimonio me dejo pensando, claro que le deseo toda la felicidad del planeta, pero se que siempre, aunque tenga mil anillos, me va a recordar y se que me lleva en alguna parte de su corazón un tanto saturado por el amor que recibe de su futuro esposo.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

Ellas me esperaban, a Cynthia la veía después de tiempo y me perdí con ella en un abrazo interminable, me alegro mucho verla, recordamos juntos épocas universitarias que nunca olvidaré. A Silvia no la veía después de un tiempo prolongado, estaba bellísima y supe con certeza que el gusto hacia ella siempre lo tendré, sus ojos chinitos y sus perfectos labios siempre me van a atraer, ella siempre será el imán que atraerá mi mirada y mi atención.

Después de coqueteos de mi parte, me dijo que ya era novia y que los planes de su matrimonio estaban en camino, me dio la mano y una piedra de un tamaño importante ratificaba su noviazgo, solo atiné a decir, muy bien, después de quedar en la orbita lunar, no podía creerlo, se veía ilusionada y mientras más me contaba sobre su relación ya veía la forma como hacer que esa piedra acabara en el tacho de basura. Le dije que mientras habláramos, sacara de mi vista ese perturbable anillo con esa piedra que me llamaba a desaparecerla.

También me dijo que me invitaría a su matrimonio, también mentí diciéndole que iría.
Cuando hablábamos de la época en la que yo estaba loco por ella, me soltó una pregunta, una interrogante que siempre quedara como eso, una gran incógnita que nunca quisimos descubrir, que hubiera sido estar juntos alguna vez ¿no?, yo le respondí con ironía y con mucha carga de verdad, hubiéramos sido felices, note una mirada de ternura y luego para no caer en dudas poso nuevamente la piedra en la mesa.

Cuando la chica que alguna vez fue tu amor te dice que se casará, sientes perder algo de tu corazón, sientes que parte de tu corazón se rompe, te vuelves egoísta y no quieres dejarlas ir, hipócrita al máximo, deseando felicidad y por otro lado maquinando como hacer que fracase la ceremonia. Creo que nos ponemos el disfraz del perro del hortelano, queriendo atragantarnos sin dejar que los demás coman, pero como no hacerlo, como no sentir esa sensación de pertenencia hacia alguien que alguna vez fue tuya.

Solo queda decir que si iras al matrimonio, que si aplaudirás, que si tomaras fotos, que si felicitarás a la feliz pareja, que bailaras con la novia, mientras que muy dentro de ti sabes que ese día, ese día nunca llegará y te quedarás en un bar con una copa en la mano, deseando que el novio se fracture la pierna y que nunca llegue al altar, pero detrás de esos fatales desenlaces que maquinas, sobre todo vas a querer su felicidad, una felicidad que por otras circunstancias tu no le pudiste dar.


Fotos de aquel encuentro con Silvia y Cynthia. Silvia es la de la primera foto. Con Karen no hay fotos, asi que imaginensela.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Un hasta luego ...Promoción XV


Siempre creí ver en los salones del JLB una homogeneidad de alumnos pitucos aglomerados en salones, chicos pavos enmarcados en uniformes multicolores. Definitivamente encontré a esos chicos, a chicos pavos que nunca dejarán de serlo, a pituquitos, a sobrados y a varios especimenes que deambulan en los patios del colegio.
Lo que no creí encontrar fue una promoción como la de ustedes y aunque los conozco poco he podido entrar en su círculo, circulo que siempre es muy exclusivo dentro de una promoción.

Me hicieron recordar mucho a mi promoción del colegio, cada uno con una característica marcada, muy jodidos, creativos y cada minuto queriendo más a su promoción. Vivan estos últimos días de su promoción al máximo, abracen a sus amigos cuando quieran hacerlo, díganles que los quieren y prométanse mutuamente nunca dejarse de ver.

He podido comprobar en muchas de los círculos en los que me he movido, que puedes conocer infinidad de gente. Tengo amigos en todos lados, de la academia, de las universidad, de los anteriores trabajos, pero lo que si les digo que verdaderos amigos, de esos que con sólo una llamada están a tu lado, a ellos sólo los encuentras en el colegio, sólo los que compartieron contigo años de estudio y bromas, años de palomilladas y mariconadas, los que saben tus manías y temores, tus fuerzas y debilidades, tus amores y desamores, conocen cada detalle de ti y saben como apoyaste en momentos difíciles y sonreír contigo en momentos felices.

Son algo particular de este colegio, séanlo siempre, porque la frivolidad con la que se cubre este mundo se detiene con la calidez que existe en el salón que hoy, por unos días más, los alberga.

Este año que ustedes son promoción yo celebre diez año de la mía, hace poco vi a todos mis amigos que compartieron conmigo una carpeta y no saben lo maravilloso que es, ver y saber que a pesar del tiempo no hemos cambiado, quizás un poco nuestro aspecto, pero en esencia seguimos siendo los mismos. Espero que ustedes tengan eso, que se busquen y de que acá a varios años se reúnan y sigan bromeando y diciendo las mismas chapas que algún día se pusieron y que recuerden anécdotas se siempre.

Cada momento que compartí con ustedes siempre tenía un mensaje subliminal: UNION. Nunca pierdan esa unión que siempre los ha caracterizado.

Muchas gracias por todos muchachos, particularmente por haberme hecho recordar mucho a mi promoción y mi época escolar. Mucha suerte en todo chicos.

Cuando visiten este espacio recuerden siempre tendrán un amigo.
Fotos: Fotos de los alumnos de la Promoción XV del Jean Le Boulch. Ultima foto: Foto de reencuentro de mi promo, algo cambiados pero con el mismo espíritu.

martes, 2 de diciembre de 2008

De todo en una noche

Salimos del bar buscando música que pudiera hacer que movamos nuestro desposeídos huesos, tratar de que nuestro esqueleto adopte el ritmo de alguna música pachanguera o que simplemente el ambiente sea propicio para una conversación picarona con alguna chica.

Las calles de Miraflores fueron el destino, el lugar elegido y lo pondré con todas sus letras, El Tequila. Cuando estuve en la entrada era aparentemente una disco buena en donde podíamos dejar que nuestros cuerpos dominados por el alcohol hicieran lo suyo y flirtear con alguna fémina andante.

“A” estaba avanzado en tragos y la sangre que corría por sus venas estaba claramente gobernada por el licor que había ingerido, él ya había entrado a esta discoteca y creí en mi amigo, creí que había entendido nuestras intenciones de poder juerguear y por ahí hacerle el habla a alguna chica “normal”, pero creo que pensó las cosas de otra manera, sea como fuere, ilusamente, nuevamente le creí.

Lo primero que me pareció extraño fue que no dejaran que mi cámara fotográfica accediera y captara algunas de los pasajes que presenciaríamos, después de un real chongo tuve, muy a mi pesar, dejar mi cámara. Al cuerno la entrada ya estaba pagada.

Cuando entré y di los primeros pasos en El Tequila algo extraño pasaba, no era una discoteca normal, no estaba tan lleno y lo mas extraño de todo era que había más chicas que chicos, eso nunca lo había visto en una discoteca. Siempre el porcentaje de chicos es mayor, siempre hay muchachos pugnando por una mirada, un baile o una mirada propicia para poder abordar a alguna chica.

En esta discoteca pasaba todo lo contrario, las chicas estaban regadas por todos lados y los chicos solo se acercaban y ellas hablaban con ellos sin desparpajo, después de unos minutos de mirar caí en la cuenta del lugar donde me había llevada mi amigo, el lugar que aparentaba ser una discoteca como cualquier otra escondía las más poderosas y exuberantes putas de Miraflores. Maldita sea estaba rodeado de chicas que me miraban con el símbolo del dólar en sus ojos, con las cuales había que soltar tragos y dinero para obtener sus movimientos en la pista de baile. Mire a “A” con odio, mi plan no era estar en un puterio disfrazado de discoteca para que después de un momento la féminas en cuestión me suelten sin desparpajo sus precios astronómicos. Asqueado de la situación me senté a tomar un trago mientras que un mastodonte me decía que guardara mi cámara, maldito cerdo como voy a meter cámara si ya me la quitaron, el descerebrado seguridad no entendía razones y me seguía diciendo que guarde mi cámara, ya rendido en el intento de hacer entrar en su cerebro esa pequeña información me retiré.

Di una vuelta mas teniendo en la mano la cerveza que me costo más caro que la puta de menor rango. Ya estaba en el proceso de retirarme “M” y “B” también me siguieron los pasos pero “A” aún seguía empeñado en seguir en su mundo de lujuria y sexo. Cuando lo vi ya estaba hablándole al oído a una de estas chicas tratando de ligar a una de ellas, quizás creyó que era una chica común y corriente y que caería con solo hablarle y bromearle un poco. Oe tio ya nos vamos (...) Ya anda que yo les doy el alcance, Que? Ósea, ¿anda que yo les doy el alcance?, casi le digo no seas tan estupido oe no has encontrado el amor de tu vida, ven de una vez, pero deje que se vaya directo al muro macizo, lo deje que pise el pie en el acelerador, meta quinta y se estrelle contra la realidad y que salga volando por el parabrisas por la estupidez que estaba haciendo. Sin dudarlo lo dejé, quizás castigándolo por lo que me hizo pasar. Después de bromas y discusiones por haber malgastado el dinero en ese hueco de putas y seguridades paranoicos decidimos ir a Entre Copas un sitio ficho donde no encontramos a la chica que conocimos en el Tizón, pero sirvió de excusa para salir de esa disco. Cuando regresábamos al bar mi celular sonó, era “A” reclamándome por mi partida abrupta, oe imbecil te estoy diciendo para irnos, estupefacto aún y sin reacción mi amigo me decía que la señorita le cobraba por sus servicios trecientos soles, obviamente me arrastre de la risa cuando escuche a mi amigo decir eso, te estoy diciendo huevas, … ya pe pero dime donde están, luego de decirle nuestro paradero por celular nos encontramos y ya dirigiéndonos al bar nos contó que era colombiana (de la Av. Colombia será, porque esa chica se veía mas Peruana que el olluco, pero creo que mi amigo con el grado de alcohol que tenia, si la chica le decía que era Bielorrusa él se la creía) y que le cobró esa suma astronómica. Para adornar esa ridícula situación, después que la chica soltó su módica costo, mi amigo habrá creído que estaba en el mercado de su casa y que la chica en cuestión era la casera de verduras, porque al instante le pidió una rebajita, rebajita era lo que el seguridad le iba a dar por misio, calentón y pipileptico.

Ya en el bar con menos gente que el comienzo, decidimos abordar a unas cuatro chicas sentadas en una mesa, la verdad no eran como las chicas que buscábamos pero les conversamos ya de necios, de tercos, y de no querer irnos sin saciar nuestra hambre de conocer a alguna fémina. Después de conversaciones absurdas me voy a poner música bailable, pasan unos minutos destapo mi mirada de la pantalla de la computadora y veo a “A” sacarse la camisa haciendo un estreptease enseñando su desmondongada panza a estas chicas, no tenia idea de lo que estaba haciendo, se balaceaba de acá para allá, la nada estética cicatriz que tiene en el abdomen marcaba sendas ondas y hacia mas grotesco su baile.


Las chicas en cambio creo se divertían. “B” y “A” mas calentones que nunca apostaron una prenda para ver quien se toma el trago mas rápido, primero perdió "A" y hice el espectáculo ya mencionado, después siguió "B" transformándose en el Sex Symbol del Tizón, bailándole a la chica y ella desabotonando poco a poco su camisa. “M” y yo veíamos ese acto petrificados y riéndonos de costado para no interrumpir tal espectáculo circense.

A los minutos ellos ya estaban sin camisa, mientras que ellas reían sin haberse quitado nada, al rato nos dijeron adiós, ellos se despidieron sin camisa armando en su mente esa imagen de las féminas sin ese polo que tanto querían sacarle. Conclusión, nunca apuestes seco y volteado, tu teniendo un chop de cerveza y las chicas teniendo una copita de vino, de seguro perderás y estarás calato, sin camisa y calentón.

Ya de regreso al barrio fuimos a comer, después de una alucinada de “A” y de lagunas mentales, subimos al taxi rumbo al hogar, las 6 de la mañana nos saludaba y el señor del taxi tomaba de referencia para llegar a nuestra casa el centro de reunión del partido Aprista, dejando notar claramente su simpatía por el APRA, a nosotros no nos quedó mas que motivar su desafortunada simpatía por ese partido y mofándonos de él cantamos con licor en las venas. Viva el APRA compañeros, Viva la Alianza Popular. El viejo taxista reía y seguro fue el mejor taxi que le tocó hacer ese día.