jueves, 7 de agosto de 2008

Cartas que vuelven a la vida 1: Kamilla

Permítanme ocupar algunos espacios y dar vida a cartas que no envíe, cartas que quedaron reservadas y ancladas en un rincón, hacer llegar estas letras y frases que sus destinatarios nunca imaginaron leer. Cartas a amigos y amores pasados, a amistades perdidas y amistades ocultas. Espero que los destinatarios se crucen por estas cartas y que en algún momento obtenga una carta de respuesta.


Querida Kamilla

Se que te parecerá alucinante que te escriba después de tanto tiempo, pero déjame decirte que la ultima vez solo me quedé observándote mientras conversabas con Maria, amiga de tu colegio, cayendo en la cuenta que me sigues gustando tanto como el primer día. Definitivamente tu ya no me das esas miradas de antes y lo comprendo, tienes todo una vida casi hecha alguien con el que vives y una hija que adoras, ahora más que nunca somos dos polos opuestos en lo que respecta a nuestras vidas.

Cuando entraste a mi casa provista de esa sonrisa arrolladora y tu tan inquietante forma de hablarme, lo único que quise fue sellar toda esa celestial bienvenida con un beso, pero fui atrapado de los brazos por la realidad, mi beso llegó a un destino que no quería, destino nada satisfactorio para mi, sin embargo disfrute ese suave y eterno beso en tu mejilla aunque te confieso que aún tus labios siguen cantando la canción de Hamelin que en algún tiempo me embrujaron y que ese día ratifiqué sigue teniendo ese mágico resultado.

Te hice cruzar esa línea que nunca habías cruzado, ese limite de mi sala con mi comedor, un limite marcado que diferencia a las personas que son visita y a las que son de mi entorno, debido a mi inexperiencia de chiquillo y mi vergüenza absoluta nunca conociste tanto a mi familia ni mi casa, ese día te dejé pasar y descubrir mas cosas que en ese tiempo no te hice conocer, sentarnos en mi comedor y degustar ese rico vino que habíamos comprado. No se si fueron los efectos del vino o es que siempre tuve esas ganas de decirte nuevamente me gustas, creo que eres mi chica polistel porque aunque pasen los años nunca nunca se perderá ese gusto loco y desenfrenado que te tengo.

Te acuerdas que mientras hablabas mi mamá se acercó y aunque te recordaba nunca supo que fuiste mi enamorada, después de varios comentarios solté sin desparpajo que en mi época colegial eras tú la causante de mis novatos insomnios, de mis primeras cartas de amor sin destino, de mis paseos en la soledad de las calles que nos vieron crecer para no soportar el silencio estruendoso de la soledad de mi cuarto, de mis primeros pensamientos futuristas teniéndote a mi lado creyendo quizás que serias tú la mujer que me acompañaría hasta mi ultimo y lento paso en esta vida, tu fuiste la primera y mirándote ese día creo serás la única, mi primer amor que siempre recordaré

Aun recuerdo detalles, canciones, dibujos que se arman en mi imaginación porque físicamente sólo me queda una foto tuya, solo tengo una foto de ese tiempo que fue uno de los mejores, quisiera volver una semana para llenar de flashes esos días, capturar nuestros momentos y tenerlos en mi PC custodiando mis divagaciones amorosas y esa retrospectiva de mi vida.

Linda Kamilla, de vez en cuando me nacen las ganas de escuchar la canción que lleva al día de nuestro primer beso, un beso tierno y lleno de nuestro joven amor. Si de alguien fue que aprendí a besar fue de ti, nunca te dije pero era un casi inexperto hasta que te conocí, un neófito en tema del arte de los intercambios salivales, por eso recuerdo alucinado cuando inmiscuidos en la comodidad de tu sala me abrazabas y me dabas sendos besos que califico como los primeros. Tiempo después de nuestro alejamiento seguí buscando la miel que pusiste en mis labios y que me fue muy difícil reemplazar.

Te doy gracias por todo lo que me diste, por llenar de luz esos días de colegio, por seguir estando tan bella y por seguir embrujándome en cada inesperada visita que me haces.

Un beso, te quiero mucho.

Vida - Luis Enrique Ascoy


Canción: Canción que acompaño nuestro primer beso en aquella larga jornada religiosa.

11 comentarios:

Peperina dijo...

claro... Kamila... no te preocupes que tu secreto está a salvo... La canción te delató!!!

Besos

yop

Meg dijo...

Ah esas cartas, esos sentimientos que quedaron guardados q a pesar de no haber sido descubiertos siempre estuvieron y viven a traves de nuestros recuersdos.

saludos.

Chio dijo...

Las cartas nunca enviadas, las tengo en una cajita, una cajita bonita... y ahora, ya no hay cartas, quizá podamos habalr de e-mails, por ahi tengo un par, aun, en borradores... que nunca salieron ni saldran de ahi.

Oh, creo que nuestra conversa ha hecho saltar temas pasados jeje...

Cuando me pasas las fotos de nuestro brindiiis!!!

DaNiElA t. dijo...

jajaja tengo una caja llena de cartas ke me dieron alguna vez y que yo nunca di... asi como una agenda diario donde tacho como 3 nombres de chicos poniendo uno sobre le otro porque los queria en diferentes tiempos (cosas de niñas)cada vez que encuentro un cuaderno de hace años encuentro el inicio de que pudo haber sido una carta y nunca se termino mi mama me decia "dilo todo a la cara, la carta es como un documento que despues te lo podrian usar en tu contra"... jajaj asi es mi mama quiza tiene razon mmm nose igual si escribi algunas cartas porque ante sme era dificil decir las cosas en la cara sin ponerme totalmente roja y que me suden las manos, ahora es distinto creo... ESCRIBO UN BLOG y mando sms

Sldos

Vane dijo...

Siempre con ese toque romaticón y nostálgico!! Bueno siempre hay cosas que no se dijeron en su momento. Pero ahora me gusta mirar el presente y procurar vivir intensamente. Lindo post =)

Glenn K. dijo...

mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm
recuerdo bicicletas
mmmmmmmmmmmmmmm
recuerdo ejutor
mmmmmmmmm
recuerdo morochas
mmmmmmm
pero ese nombre, no me suena....

Srta. Maquiavélica dijo...

wowow excelente y cursi post jeje me gusto
besos

Julio Cesar dijo...

habla kamilia,. que planes pal sabado!

aNdrea* dijo...

tengo muchas de esas..
y aunque yo aun no pueda decir que he vivido mucho, se que no tendrian efecto asi las entregara.
a veces aunque parezca a tiempo..resulta tarde.
pero no le encuentro el lado negativo, mas que una desilucion .

me gusto tu post. Saludos a Kamila... si es que llega a leer esto. ojala :D
jaja

Raúl dijo...

Peperina: no no los guardes a ver si por ahi mi kerida Kamilla lee esta carta.

Meg. Si son recuerdo y sentimientos guardados que solo tu los sabes

Chio: Si de hecho que quedan cartas que no envias y que quizas ya las quieres dejar en el baul, en esta caso hice lo contrario jeje.
Cuando te vea en el msn te paso las fotos del brindis

Daniela t: de hecho las cartas son perfectas para decir algo que no puedas decir cara a cara y de hecho tambien tiene algo de romanticismo ... Ahora tambien ESCRIBO UN BLOG y mando sms

vane: Si de hecho se tiene que vivir el presente ... siempre, pero a veces te da por ojear un poco el pasado.

Glenn: ese ...las morochas alucina que no recordaba, era una parada antes de ir a la casa de Kamilla

Srta Maquiavelica: Muchas gracias , nos leemos ..

Julio Cesar: Hola Kamillo , los planes tu sabes que se arman el mismo dia jejeje sale mas intenso ...

Andrea: jaja Kamilla sabe de este blog, no se si entra seguido pero bueno ojala sepa de esta carta algun dia.

EmPapeLada dijo...

No, no, no, no!!! Esa canción que nos hacían cantar en las catequesis o en las clases de religión, "yo era un tipo relativamente bueno"...aaaa!!!!

Uyayay, prefiero dejar en el olvido esas cartas que nunca mandé, pero me parece curioso que aún las guardes y atesores, y mejor aún, que las quieras compartir con nosotros para que conozcamos cuáles eran los sentimientos que te embargaron al hacer esta cartita sin destino...

Personalmente, yo prefiero dejar el pasado en el pasado. Y disfrutar el presente ^^.

Saluditos!!!