martes, 24 de febrero de 2009

Polarizándome ...

Solíamos, en el almuerzo, hablar de todo, desde nuestros días en el colegio, hasta las experiencias sexuales que teníamos, algunas sorprendentes otras más tradicionales. Tomamos esa hora de almuerzo como una catarsis, una forma de expresión en donde hablamos de amores pasados, presentes y ausentes.

En una de esas calenturientas conversaciones una amiga soltó una teoría algo atrevida. Polarizó a hombres y mujeres en dos adjetivos. Hombres Pendejos o huevones. Mujeres: Pendejas o cojudaz. Sin generalizar creo que hay algo de cierto.

¿Por qué lo creo?, porque he conocido patas de los dos polos, del pata bien pendejo que difícilmente se transforma en huevón, el pata que trampea sin remordimientos ni reproches, hasta conocer al bien huevón que no tiene nada de pendejo, el huevón que es el títere de la titiritera dueña, su enamorada. Me he dado cuenta que suele haber esta polarizacion, que nos disfrazamos sin darnos cuenta en uno de estas dos caricaturas.

Por otro lado, también he visto la polarizacion en las chicas. Definitivamente he visto a chicas pendejas, que sin desparpajo sacan los pies del plato, para luego volver a los brazos de sus enamorados (usualmente cuando una chica es pendeja se empareja con un pata huevón). Pienso también que las chicas tienen un arte mayor para la mentira, saben como mentir, creo que es un don adquirido, a diferencia de nosotros, torpes aprendices en estos menesteres.

Es por ello que nosotros somos, en el imaginario popular, los malos, los pipilécticos animales que no pueden mantener una relación sin una infidelidad. No digo que todos seamos unos santos, pero las mujeres generalizan con cólera y rabia. A la mujer nunca la veremos en ese sitial, ellas siempre serán las victimas, cosa que creo también falsa. He sabido de chicas que han adoptado el papel de pendejas, y que sus novios nunca se enteraron de que los hicieron acreedores de un sitio en el trineo de papa Noel y no como ayudante ni duendes sino como reno, un reno con cachos de descomunal tamaño. He sido testigo de cómo miente como una astucia tremenda, de cómo por celular crean historias para un enamorado que cree estúpidamente todo lo que ella le dice, sin saber que ella tiene planes muy especiales con otro muchacho, que ya merodea por su vida.

También me he topado con chicas cojudas, las chicas que se quejan de su enamorado, escuchas historias increíbles donde ellos adoptan una postura patanistica, ellas te hablan quejándose de él, que no puede ser que las traten de esa forma, tu les aconsejas que no deberían seguir con una relación que les hace daño, ellas asienten con la cabeza con un algunas lagrimas en los ojos. Al día siguiente te cuentan que ya le dieron otro oportunidad al troglodita de su enamorado.

Creo que muchas personas adquieren mucho de estas dos posturas, a veces al 100%, otras tienen matices de ambos.

Creo que cuando estamos enamorados nos convertimos un tanto en huevones, mas que huevones, huevonudos, entes que sólo tiene en el cerebro el firme propósito de servir a su mujer. Las salidas con los amigos se reducen al máximo, ellos complacen los requerimientos de su dueña. Llegamos al extremo de ir tras ellas en una discusión, de no separarnos de su costado mientras que los amigos toman en una esquina. Ellas tienen el poder y sienten tanto ese poder que buscan aventurillas ajenas.

Cuando ellas se van de nuestro lado y sentimos todo el despecho encima, adoptamos la otra postura, la hacemos de pendejos. Toda chica que cruza en un manjar apetecible, las seducimos y ligamos con ellas. Aventuras que van y vienen.

Yo estuve en los dos, fue el huevón más huevón con mi enamorada, y traté de ser el pendejo más pendejo en las discotecas. Ahora no creo ser ninguno ni otro, ya no creo ser el huevón enamorado, porque quieras o no los tropiezos te forman una coraza un tanto dura que es difícil pasar. Tampoco el pendejo que se gilea a todas las chicas en una discoteca, tampoco soy un santo pero no busco que suceda.

Concluyo esto dejando en claro no haber generalizado, no todos los chicos somos pendejos o huevones, no todas las chicas son pendejas o cojudaz, sólo que si hay un importante número, estereotípos con los que algunas ves te topas o que alguna vez, quizás inconcientemente, adoptamos.
Disculpen por el retraso del post, ustedes saben es verano y aparecieron varios compromisos.

9 comentarios:

Chio dijo...

yo no se si cojuda, pero bien lorna si soy.

y pendeja... no se supongo q alguna vez tb lo he sido.

pero maldita sea justo hoy mi post iba a ser solo la frase: Soy una lornaza!!!

Glenn K. dijo...

Me suena a conversa de madrugada de verano cerca a la playa... coincidimos en la existencia de esos extremos... cual es el mejor en realidad no lo se... xq los polos opuestos se atraen, es decir, las chicas tranquis se fijan en los pendex y a la inversa... cosas que ni con una caja de chelas entenderemos mi estimado... buen post como siempre!

Meg dijo...

Pss yo no soy santa pero ya aprendi q algunas veces es mejor ser maldi.... q pendeja porque eso de estar llore q llore uhm una vez basta!


saluditos.

Angelitta!! dijo...

yo soy medio lenta en eso del amor!
jajaja por eso decidi no volver a entregar el corazon!!!!!

jejejejejeje

Julio Cesar dijo...

mmmmmmmm, yo creo que para chicos y chicas esto es como comprar un carro, hasta que encuentras el auto que "te enamora" te la pasas haciendo puro test drive ... ;-)

Elena García dijo...

Perdona mi intrusión en tu blog pero vengo a mostrarte el mío. Me encanta el tuyo y quería adentrarte un poquito en mi historia que es real como puedes leer en todos los mensajes que voy dejando y espero te guste.

Un beso, si te gusta y me sigues me uniré a seguirte también.

soleil dijo...

pues creo tb en la teoria, aunque sospecho que hay tres casos... al menos en el aldod e las muejres podria ser:

cojuda

Normal

Pendeja...

bueno pues si es que existe "normal" me ubico ahi XD jaja

xq pendeja...quiza... pero naaa, no es pa mi... y cojuda peor! asi q me declaro independiente de esos dos estados, y formo uno nuevo... que aunque no vaya a ser "normal" es distinto, solo que sin nombre original XD

Artemisia dijo...

jaja, interesante tema, ola es mi primera visita a tu blog, pues concuerdo enque hay de todo y todass, pero en parte todos tenemos un poquito de todo aunque muchos lo piensan no lo hacen..en fin,, hay que deshuevarse no?? :)
..saludos

Patita dijo...

Yo tb creo ke no hay ke generalizar.. pero weno... hay de todo en todod lados!!!
=)