viernes, 6 de febrero de 2009

Tu nombre (BIS)

Cuando acaba tú relación con alguien te viene un karma tremendo, una especie de eventos que tiene la etiqueta del nombre de la señorita en cuestión. No importa que tan lejos vayas, no importa si te alejas de los sitios donde ambos recurrían o quizás te encierres en tu cuarto, por algún extraño motivo te cae el nombre de ella de alguna forma. Creo que es también un poco de una suerte volteada, cuando todo acaba, los momentos se te hacen largos, el tiempo y los minutos se estiran como chicle hirviendo y te inventas cualquier cosa para cubrir espacios que antes se cubrían con facilidad con su compañía. Cuando crees cubiertos aquellos espacios de la nada aparecen nombres que te hacen recordarla, quizá el nombre de ella, quizá la canción que le dedicaste suena sorpresivamente en la radio que es de salsa pero que en ese momento tocó la hora de la salsa pero romántica… maldición dices, apagas la radio y pones el CD que tiene las canciones que también tienen salpicones de ella, sacas el CD y dejas todo apagado. Prefieres dejar el sonido del viento refundirse en tu habitación.

Todo el mundo parece girar con el susurro de su nombre, de su recuerdo y de esos momentos que pasaron juntos. Hay veces que todo parece una pesada broma de Tinelli, no crees que pueda haber tanta coincidencia en los hechos, toparte y estrellarte tantas veces con su nombre.

Cuando llegaba las etapa de olvidar, el nombre de ella se metía en mi cabeza, se atravesaban en mi camino, se las ingeniaba para estar ahí presente sin que yo quisiera. Decidí entonces hacer lo que todo hombre hace, ir a lo mas troglodita de nuestro ser, sentado en mi sala con una cerveza en la mano, un pucho y con papitas fritas me senté a ver fútbol encerrado en mi cuarto, desparramado en mi sillón veía fouls, coners, tiros libres etc, en la vida imaginaria que en esa atmósfera llena de testosteronas se filtraría su nombre, nunca en un ambiente tan macho se entrometería su nombre, hasta que el narrados abre su bocota, ese jugador esta fuera de juego lo cobra la jueza de línea P… ... la ptm, ya con eso me rendí y solo seguí el karma que me perseguía. Cuando queremos olvidar a alguien debemos soportar su nombre por un lapso de tiempo hasta que el solo decida irse.

Ese tiempo muerto que llega después de una separación lleva consigo el karma de su nombre, ese maldito embrujo que hace aparecer su nombre, creo que es necesario no luchar y esconderse de eso, más bien dar una sonrisa por lo irónico de esos pasajes y dejar que ese karma que te persigue se vaya diluyendo poco a poco.

¿Han tenido algún encuentro desafortunadamente karmoso?



Lamento - Gianmarco

5 comentarios:

Glenn K. dijo...

ASi pasa compare, siempre pasa... cuando mas queremos olvidar mas recordamos...

Recuerdo que un dia fui a recoger a a Olguita a la uni para relaarme pues estaba mal por ya sabes quien, y justo me la cruzo en la puerta de la uni.... recontra plop!!!

Creo q lo mejor es afrontar esas cosas xq mas te corres mas te persigue hermano... asi pasa cuando sucede

un abrazo

Meg dijo...

Siiii asi pasa, pero pss es parte de la vida mi estimado raul, no podemos huir de ello. Cuando termino una relacion no quiero escuchar el nombre jajaja y es horrible ver como el karma regresa jejeje pero mas horrible es no vivir el momento.

Jimmy dijo...

Obvio que pasa, la cosa es tratar por todos los medios de evitarlo, yo me paso un tiempo sin tv ni radio ni nada que me acerque al pasado, bueno la radio sólo para las noticias jeje.

Peperina dijo...

Pues yo tuve algún encuentro karmoso... justo cuando ya no lo quería ver... pero, eso me enseñó a no decir "de esta agua no he de beber"

Saludos silenciosos

C.

Angelitta!! dijo...

uyy si resto de momentos de esto.. saber que lee tu blog y debes cuidarte de lo que dices.. aunke finalmente le aceptas publicamente que aun lo quieres..

que todos t lo preguntennnn....

AAAAA

ese karma es lo peorrr

pero tenemos el consuelo de saber que se ira... y no dolera mas!!

gracias por tu visita!!

besos