martes, 2 de junio de 2009

Cuando te crees Gastón

Cuando estas con alguien llega un momento en el que ambos desean un día familiar, asemejar un momento matrimonial en la cocina y engreírse ambos preparando un rico potaje escogido minuciosamente a gusto de sus paladares. Tú llegas creerte el gran cheff, te crees un felino astuto dentro de la cocina, un perito de las ollas, de los aderezos, de los secretitos caseros y tratas por todos los medios de parecer el pata que enamorara más a su novia con su arte culinario. Siempre dicen que a un hombre también se le conquista por el estomago, que la mujer debe engreírlo cuando cocina, creo también que a una mujer le fascina ver a su enamorado cocinarle, ir de un lado a otro preparándole algo que a ella le guste.

Aunque ahora hay muchos hombres que cocinan también abundan los que somos un cero a la izquierda en la cocina, que nuestro máximo logro fue hacer un arroz con huevo, y que encima el arroz lo rescataste del día anterior y que solo te diste el trabajo de freír un huevo y en tu afán de romperlo perfectamente se te cayó la cascara a la sartén y la ración de sal fue descomunalmente mayor. Tercamente después de saberte un asno en la cocina accedes a la reunión del grupito de parejas que se juntan a cocinar y escogen el plato más sabroso pero más difícil por hacer.

Cuando me reuní con los amigos a pasar un domingo familiar y cocinarnos unos deliciosos tallarines verdes, tenía todo fríamente calculado, un día anterior había preguntado a la mujer más sabia de la cocina, mi madre, cuáles eran los pasos a seguir para hacer esos benditos tallarines, me los dijo paso por paso, fue el momento que más atención preste a algo, ni en mis clases universitarias había pasado algo igual, pero como suele suceder a la hora de la hora, no haces ni una ni otra cosa.

Yo tenía una receta, mi amigo tenía otra, nuestras por entonces enamoradas tenían las suyas. Cada uno moría con su receta, nadie daba su brazo a torcer, yo primero lavando las verduras, otro tratando que el tallarín se cocine, otros cuidando que el bistec no se queme y que no esté tan salado. A la hora de juntar nuestros sabios conocimientos para hacer la salsa verde, salió una masa tan dispareja, que no olía nada bien y que no tenia buen aspecto, hice todo los pasos contrarios a los que dijo mi madre, puse mucho de acá, otro poco de allá, mi amigo le hecho cosas que yo ni pensaba echarle, el resultado un fiasco total, después que vimos todo perdido optamos por quemar el último cartucho de un hombre desesperado en la cocina, llamar a mamá.

Después de hablar un rato con mi mamá y de seguir sus pasos tratando de rescatar el bodrio que habíamos hecho y sin otro alternativa que comer los tallarines verdes más horrible del planeta, sin dejar de lado el bistec que no andaba muy mal y que sirvió para menguar un poco el mal sabor que dejaba ese mazacote verde.

Creo que a veces tratamos de impresionar erróneamente a nuestras novias, haciéndonos creer nosotros mismos que dominamos el arte culinario, sin darnos cuenta que no sabemos absolutamente nada, que con la justas sabemos la medidas exacta para hacer un café (instantáneo porque el pasado mucho trabajo). Seamos sinceros, digamos que somos flojos para ello, que compramos canchita para microondas para ahorrarnos la fatiga, que lo enlatado siempre nos seduce, que cuando nos quedamos solos recurrimos al siempre salvador delivery y que la cocina nos es un terreno extraño.

Particularmente solo he aprendido a hacer ceviches, que me salen regularmente bien, los demás platos solo los se comer, aunque siempre he querido aprender a cocinar no me he dado el tiempo o no he querido dármelo, aunque sé que en algún momento lo aprenderé, así como se aprende todo en esta vida, a la fuerza.

Siempre que como tallarines verdes recuerdo este magro pasaje.
Gracias por los saludos, este Blog ya cumplió dos años y sigue durando. Espero que siga así y con ustedes a mi lado. Este año no hubo celebración porque cayó lunes, espero celebrar el otro año o quizas cualquier fin de semana.

10 comentarios:

Diego dijo...

Particularmente mi expectacular gallina chi jao kai es una de mis principales armas a la hora de la conquista.

Julio Cesar dijo...

yo siempre digo que se cocinar, cuando llega la hora, me aprndo una receta el dia anterior o por ultimo improviso y ya!!

no saber cocinar te la pasan, pero lo que si no te puede faltar es la guia de los mejors restauants de lima, ahi si la haces xD

Meg dijo...

Siii bien dicen q la conquista se empieza por el estomago =)


En lo particular desde la entrada hasta el postre me suelen dar cierto resultado.


Saludos!

soleil dijo...

es verdad, es verdad, pero creo que en general a ambos sexos les gusta sorprender con algo, puede ser un rico manjar, una esplendida manualidad, un poema, una cancion, una melodia, etc! siempre es chevere recibirlo y darlo! pero es parte de lo chevere de enamorarse, no? esas experiencias que buscan sacar algo mas de nosotros, teniendolo o no, pero por el simple hecho de querer dar algo.

felicidades por el aniversario!

MaPo dijo...

Me has traido a la mente un recuerdo buenazo!!!! de la misma escena con mi prima y los enamorados de esa epoca...q chistoso la carcajada q he soltado a sido mi bono del dia...

gracias

Glenn K. dijo...

Oe y la parrilla de solteros?? cuando pss a ver si pal sábado 13 que dices?? en tu ksa es eh!

Sheyla dijo...

:( creía que la parrilla tb me incluía (y a mi cholo!) bueno... no importar...

Ah! por cierto, ceviche preparaste en mi casa... y tengo algunas sugerencias que hacerte...

See you!

Fiore dijo...

Mi esposo tiene una sazon increible además de una creatividad para cocinar, siempre dice y si le agregamos esto y lo otro? eso me encanta, pero estoy segura de que vivir solo le ha hecho aprender a la mala, ah! eso sí aún no se atreve hacer el arroz, eso siempre lo hago yo:D

Gracias por la visita
Bsos de esposa primeriza y Recién casada

DANA dijo...

es verdad.cuando uno esta "emparejado" se le da x comer rico.
esta bueno el post!! saluditossss

Angelitta!!- La PrInCeSa D hIeLo... dijo...

jajajajaja
cosas que hace uno cuando esta enamorado jajaja
besos