lunes, 21 de septiembre de 2009

Madrugadas

La acabo de llamar, son casi las dos de la mañana y sabáa que estaría dormida, sin embargo me contesta pero su agobiante sueño hizo que con el celular prendido siga durmiendo. Logro escuchar su respiración, me encanta oírla tan cerca, sin estar hablando me dice mucho, me encanta saber que estoy cerca, que una llamada telefónica desnuda su secreto al dormir. Sigo sintiendo su respiración, casi puedo sentir su aliento, casi puedo sentir su corazón latiente, me encanta saberme a su lado, saber que respira como yo en ese momento, que nuestros celulares aniquilaron el espacio existente y que puedo, por esta noche, estar en su cama.

Aún el celular sigue con vida, aún escucho que su respirar me llama, dice mi nombre, sueño conmigo un sueño. Imagino su rostro sobre la almohada, sus ojos cerrados, su boca entreabierta y siento que la beso, siento su piel sobre la mía. Estoy junto a ella en el silencio de su cuarto, los minutos en mi celular siguen pasando y no quiero que se detengan. Le hablo y le digo que la quiero, pero sé que no me escucha, pero sé que ese quiero deambula en su cama, que deambula en sus ojos cerrados, en su cuerpo. Creo que lo siente, porque escucho que voltea, busca otra posición en la cama, parezco un protagonista de su sueño, escucho sus sobresaltos e intento a pesar de la lejanía cobijarla, cuidarla. Lo minutos disminuyen y la comunicación se corta, me transporto nuevamente a mi cuarto. Ahora me toca dormir con el sonido de su respiración junto a la mía, con el sabor de su beso, de sus labios que en madrugadas frías me llaman y yo las requiero, me hacen falta. El sueño se apodera de mí, duermo con el sabor de sus labios que no puedo ni quiero quitarme, mi habitación se hace más oscura, ya no hablo, ya no pienso, ya no vivo, pero siento su cuerpo junto al mío en el último aliento de esta noche. 2:32 a.m Hola y adiós 6 de agosto. Hola y adiós amor.



Todavia - Gianmarco

2 comentarios:

MaPo dijo...

hola y hola deberia de ser siempre!

Julio Cesar dijo...

ala mela