viernes, 19 de octubre de 2007

Ayudala

Al igual que mi amigo J estábamos en la etapa de maduración de la situación y de el acostumbrarse a estar solos. De hecho la pasábamos bien , pero había noches lluviosas como esa que nos hacían recordarlas y al compás de una música desgarradora conversábamos sobre la situación.
Tanto su ex como la mía ahora viven idilios amorosos y quizás traten de encontrar en ellos, lo que no encontraron en nosotros. Grande fue mi sorpresa, cuando alojados por el silencio de la noche y acompañados de una torrencial lluvia, empezó a entonar la letras de aquella canción, que alojada en mi biblioteca, pase y nunca me detuve a escuchar. Me dijo que esa canción la había dedicado al nuevo acompañante de su ex. Me pareció recontra tirado de los pelos, es decir como dedicarle una canción a la persona que ahora ocupa tu lugar, y ahora es protagonista en la película que tu mismo protagonizaste.

Escuchaba la letra y mi parecer iba cambiando, porque quedabas bien parado, diciéndole al nuevo huésped que trate de amarla como tu la amaste, que trate de comprenderla como tu lo hiciste y quizás lo logre o no, pero le deseas todo lo mejor.




Quizás también quería dedicarle esta canción a aquel tipo que ahora forma parte de su vida. Pero no sabría decir si el siempre la ayudará y no se si al igual que yo, nunca quebrará sus alas teñidas de esperanza.
Porque quizás algún día dejará de amarla y tampoco podrá bajarla una estrella porque ya todas las deje a sus pies.
No se si la acepte como es, porque no se si la conoce como yo.
No se si podrá poner el sol en su ventana, porque me lo robé para ella.
No se si podrá escucharla en sus dudas y vacilaciones.
No se si podrá mirar sus ojeras maquilladas y podrá ver en ellas el azul del alba.
Y no se, si podrá amarla tanto.

Es por ello que quizás hubiera querido hacer lo mismo que mi amigo J, pero saltaron tantas interrogantes conforme escuchaba la canción que opté por no cuestionarme tanto y dejar que la canción fuera a los oídos de a quienes les pueda servir.

2 comentarios:

El Tizon Bar dijo...

No se trata de cuestionar... Tan solo es otro deseo absurdo como tantos que rondan en la cabeza de un ebrio con el corazon expuesto a la lluvia de la noche

°Oo.Reinventandome .oO° dijo...

....o..esa cancion.. ='(