lunes, 4 de mayo de 2009

Génesis de un beso

Es simple y sencillo, cuando sientes más allá del latido, más allá del mar, más allá del infinito, todo hace que desees estar con ella, no importa el tiempo, ni el pasado, solo tratas de acercarte a ella lo más que puedas para intentar ser tú, quizás, en un futuro el que se encamine con ella hacia una felicidad que no quieres que sea tan etéreo.

Creo que la frase "voy a aprender a quererte" no existe, no aprendes a amar a alguien, no tomas clases para que poco a poco te roben o robes el corazón, en el amor no tomas clases para aprender, no hay formulas de aprendizaje, no hay complicados algoritmos ni potenciaciones, solo existe una simple y sencilla formula que dará como resultado perfección.
La verdad no sé como sucede, ni cuáles son los componentes que encajan perfectamente para que te enamores, pero sin saber cuando sucede sí sabes cuando empiezas a mirarla de una forma distinta, sientes sus manos completamente distinto, su perfume se vuelve divino y empiezas a tratar de que ese beso llegue.

Creo que todos recordamos esos primeros besos que nos llevaron a un romance, son inicios de amores que nunca se borran, son los primeros pasos de un camino, quizás largo, quizás corto, caminos que quizás tengan finales agónicos pero sin embargo siempre queda el sublime recuerdo de un comienzo.
Parado en la puerta de mi casa me despedida de ella, después de un beso dulce, me quedé momificado, petrificado, como si sus labios hubieran tenido un veneno embrujante. Se despidió de mí mientras la veía partir recuperando el aliento de su tan recordable despedida. Fue esa tarde en la que sólo atiné a quererla.
Creo que ese momento lo tengo cual foto Kodak en mi cabeza, uno de los pocos momentos de los que puedo decir que definitivamente fue mágico. Cuando la tenía abrazada me alucinaba como éramos los protagonistas en un encuadre perfecto de una serie televisiva, en un final feliz. Pasé mis labios sobre los suyos, y selle ese día como el día D.
El ocaso de un verano y el inicio de un invierno marcó ese inicio, todo lo que hablábamos parecía tener una rima y una métrica exacta, con ella supe por donde caminar, supe donde daba cada paso en este mundo, y un claro objetivo dentro del espacio sideral: Quererla.
Pasajes amorosos que no se borran y se van registrando en el archivo de tus memorias para; recordarlos en ocasiones, añorarlos otros días, quererlos algunas tardes y noches para nuevamente archivarlas alguna madrugada.



ves - sin bandera

6 comentarios:

Angelitta!! dijo...

Aquellos besos... que t hacen despertar eso pensante ya no poseias esos besos que t matan.. y t encantan ... que lindo post!!!
besos.. mmmm hay algo en mi blog pa ti... no has visto??
besos

soleil dijo...

Mi memoria atesora pocos de esos momentos para ser franca... pero esa magia... si que es magica!

Por todos tus escritos se puede leer a una persona bastante romantica, y sensible, tienes algo muy lindo ^^

besos!

Meg dijo...

Los besos mas lindos son los q guardan secretos de esos amores q viviran a traves del tiempo.

Saii dijo...

hablando de besos!
te comparto esto :

"LE DEVOLVI EL BESO, CON EL CORAZON LATIENDOME A UN RITMO IRREGULAR, DESBOCADO, MIENTRAS MI TRANSFORMACION SE TRANSFORMABA EN UN JADEO FRENETICO Y MIS MANOS SE MOVIAN CODICIOSAS POR SU ROSTRO"ese es un beso perfecto para mi!!!!

:)

y por eso adoro a Stephanie Meyer!

:)


ke buen post!

Saii dijo...

^^ alla arriba era "MIENTRAS MI RESPIRACION SE TRANSFORMABA"sorry!

Raúl dijo...

Angelita: Recien lo leo angelita, muchas gracias de verdad, te soy sincero soy un tanto flojo cumpliendo las reglas ...pero lo intentare ...gracias un beso

Soleil: Lo romantico que tengo lo vuelco en mi blog. Suelo ser asi cuando llego a enamorarme ... aunque los grados de dulzura van bajando cada vez, pero siempre el romantico queda. Grcias por leer.

Meg: Esos son loe mejores besos y los mas recordados.

Saii: "LE DEVOLVI EL BESO, CON EL CORAZON LATIENDOME A UN RITMO IRREGULAR, DESBOCADO, MIENTRAS MI RESPIRACION SE TRANSFORMABA EN UN JADEO FRENETICO Y MIS MANOS SE MOVIAN CODICIOSAS POR SU ROSTRO"

sI Stephanie Meyer describe muy bien esos momentos. Muy bueno. Grcias por leer.