sábado, 23 de mayo de 2009

Sueño o realidad.

Sin decir una palabra y con solo tu silencio y una grácil sonrisa quede completamente hechizado. El potjate invisible y los perfumes embrujantes se clavaron en mi presencia cada vez más cercana. A veces no puedo dejar de mirarte, lo hago cuando tu no lo notas, lo hago después que tu dejas de sostener tu mirada y puedo verte de frente y de costado, puedo verte en tus alegrías y tristezas, en tu calor y en tu frio.

Cuando me levante de mi asiento que vuela a mil cada vez que pasas, y fui directamente a ti no sabia que decirte, que palabras articular para poder intentar armar junto a ti una noche de velas y vino, mientras mis palabras se hacían un nudo difícil de desatar, y me acercaba mas a ti, colocando en tu dedo el anillo que mil veces intente darte, fui hacia ti y probé lo dulce de tus labios, lo húmedo y delicioso de tus besos, y como mientras nuestros labios se fundían conforme pasaban los minutos sentía tu respiración agitarse al unísono con mis latidos. Las palabras ya sobraron y mi mente solo pronunciaba tu nombre, el beso seguía interminable y mis ojos cerrados hacían la perfección de un momento a tu lado.

Mientras sentía tus labios mis ojos se abrieron y no encontré tu rostro, solo el techo de mi cuarto, la línea divisoria de mi sueño y la realidad me habían jugado una mala pasada, todos fue un dulce sueño, pero lo mas gracioso es que aun sentía el sabor de tus labios junto a los míos, aun sentía tu perfume y aun sentía que mi corazón latía a mil, creo que el sueño por algún momento se hizo realidad, por algún momento tu te convertiste en realidad y estabas a mi lado. Cuando decidí levantarme de mi cama en no encontré en mi cuarto el anillo que mil veces no me había atrevido darte, lo creí perdido

Ya cuando pasaba la mañana y te mire nuevamente sin que te dieras cuenta, note el anillo que mil veces había intentado darte lo llevabas puesto. ¿Todo fue un sueño? No lo se, pero mi corazón aun sigue latiendo a mil.
Avisos Parroquiales: El lunes mi blog cumple dos años, aún no se que hacer, pero algo saldrá. Un abrazo a todos por leer.

4 comentarios:

Meg dijo...

Sueño no sueño lo importante es lo q te hizo sentir.

Peperina dijo...

Feliz segundo aniversario atrasado, R.

Saludos

Julio Cesar dijo...

y el tono de aniversario, cuando?

MaPo dijo...

ay!! hay sueños q matan!