jueves, 14 de mayo de 2009

Me olvidé como olvidar

Creí tener una formula para olvidar, pero después de varios días caigo en la cuenta que la frase un clavo saca a otro clavo cobra un verdad tan tajante y absoluta que nadie podría negarla. Recuerdo que tuve amores difíciles de olvidar, que te dejan y siguen dando vueltas en tu cabeza. ¿Como hice para olvidar? Carcomiendo mi pasado buscaba las cosas que hice después de una partida, desde viajes, salidas nocturnas, noches de alcohol interminables, hasta noches de canciones románticas, canciones despechadas que acompañaba perfectamente con un pucho y escoltaba con una lagrima que el viento llevaba y hacia susurrar sus nombres.

El común de estas situaciones fue que con el paso de los días magullaba mas sus recuerdo pero nunca llegue a olvidarlas, es decir, que si bien el alejarte y no tener comunicación ayuda en mucho a que ya el sentimiento hace ella no sea tan intenso, el sentimiento sigue estando y solo morirá si es que hay un reemplazo, si hay una persona en la banca de suplentes esperando la paleta electrónica para hacer el cambio y ser la titular de tu corazón.

Siempre que acababa con una chica pasaba un tiempo (suelo llamarlo tiempo muerto) para poder olvidar y cuando ya tenia su recuerdo moribundo le daba una ultima estocada saliendo con otra chica.

Cuando acabé con J apareció K, y el recuerdo de J se esfumó como por arte de magia a lo Giorini. Cuando muy a mi pesar se fue K, después de un agónico olvidar y ya en albores de la vida universitaria llegó S y todo tuvo un cambio rotundo. Cuando supe que con S, dueña de muchas de mis noches con el CD de Gianmarco, no llegaría a ninguna parte, apareció P para eludir todo recuerdo e impregnarme su realidad amorosa. Cuando P se fue, la confortable ayuda para olvidarla de J hizo que los días sean más llevaderos y los puñales al recuerdo pasado fueran más certeros.

Siempre he tenido ese tiempo muerto y creo haber descubierto la forma de que ese tiempo no se prolongue, una sencilla ecuación que da como resultado, busca otra ilusión. Cuando intento aplicar esta sencilla ecuación, todo se me complica, me salen algoritmos donde no deben, potenciaciones y todos se convierten en el más complicado problema electrodinámico que nunca podré resolver. Creo que aún estoy destinado a seguir un proceso algo jodido.

Lo veo a mi amigo, y aun me resulta un tanto complicado hacer lo que hizo, taponear tan bien el dolor de una ruptura amorosa, taponearlo con la compañía de otra ilusión, con los abrazos calidos de otro amor y con los besos suaves de otra mirada. Cerrar con candado un pasado con la ayuda de otro futuro amor, ir acallando el nombre de una chica del pasado, con llamadas y mensajes de un presente. Ahora él ya no habla de la chica que se fue, sino de la chica que llegó, la sonrisa que dibujaba ahora tiene otra protagonista que no duda en decirlo.

Una forma muy moderna de olvidar, aunque yo aún no logre sostenerla, mas bien siga con mi formula paleolítica tratando que esa silueta del pasado se vaya, aún seguir golpeando su recuerdo con el pasar de los días hasta dejarlo en un estado de coma, para recién dar la última estocada, aunque preferiría ser el torero tan gallardo que es mi amigo y dar la estocada final desde un inicio sin tener que bancarme toda la corrida ni tener que salir a la plaza.



norecomendable - imposible olvidarte.mp3 - No recomendable

4 comentarios:

meg dijo...

hay amores que no se olvidan y dudo mucho que haya una manera para hacerlo. Sin embargo todos podemos tratar. Saludos.

Anónimo dijo...

Olvidar es muy dificil, pero te diré hay remedios mejores q otros, derrepente uno nos hace nada, derrepente uno hace mucho,pero no hay remedio q te quite el malestar con tan solo tomarlo.Piensalo cada persona es diferente...y algunos son alérgicos a los remedios.

Peperina dijo...

El típico clavo paradigmático que saca al anterior clavo paradigmático es tan solo un ideal, eso dudo que exista, porque siempre el recuerdo del primer clavo estará ahí...

Besos

C.

Bego dijo...

Volvi!!! después de tiempo, pero estoy de regreso.
Eso de un clavo saca al otro es completamente falso!, es cierto, olvidar es casi un imposible y aquel que dice que olvida asi de fácil es un gran mentiroso o un maestro,casi digno de envidiar.
Pero recuerda algo, la idea no es olvidar, si no, superar =)!

besos.