domingo, 30 de diciembre de 2007

Memorias de fin de año


Este año me ha dejado muchas cosas, me ha hecho reír, me ha hecho llorar, me ha hecho pensar más de lo necesario. Me pongo a revisar los pasajes que me ha hecho experimentar este 2007 y los describiría con un cúmulo de pasajes algunos buenos y otros dolorosamente enriquecedores.


Un año en el que no puedes dar un paso sin antes ver que pasaría. He visto el mundo girar más rápido a mí alrededor, he visto personas cambiar, he visto que mi futuro no es como lo planeaba y he descubierto que puedo hacer mucho por mí.

El ocaso de este verano cerro un capitulo de mi vida, un capitulo en donde sueles ver todo al color del arco iris y donde vas arrastrando polvo de estrellas al caminar con tu novia. Cerré una etapa que tuvo sus momentos buenos, pero que el desastre del final a veces los opaca. Hojas de ese pasado que el 2007 comencé a vivir sin ella, pues se encontraba lejos de mí, solo viví con su recuerdo, que me hicieron estrellar rotundamente con la pared de concreto macizo de la realidad, diciéndome al oído que ella ya no era mía.

Esa etapa se cerró, etapa en donde todo mi mundo era ella. Y un nuevo mundo comenzó a hacerse paso, el mundo de la tranquilidad agónica de la soledad. Tranquilidad y desparpajo de hacer lo que se te venga en gana, hacer lo que el instinto te dicte y disfrutar noches sin final, marcando pasos sinuosos por el bar junto a mi amigo, cuyo corazón vaga solitario juntos al mio, buscando el refugio tranquilizador de un amor.

Compartí un viaje excepcional con Jason, donde pude experimentar lo mágico de un paisaje, lo místico de una aventura y el intenso calor de la gente. Viaje a través de su mirada a un mundo antiguo, viaje a través de sus palabras a lo antiguo de un continente, viaje a través de sus besos a su pais. Karen me hizo volar por un instante sin mover mis pies de la tierra, me hizo saber que un mundo espera por mí.

Me enrede en idilios que nunca imagine, que nunca planeé, que solo el reto de su beso me hizo comenzar, e incidir en esa misma aventura y travesura. Un beso para ti, mi cómplice y mi amiga, mi confidente que esporádicamente guía mis pasos en noches barranquinas, y miraflorinas. Ocasional dueña de mis abrazos, besos y mimos, de mi pasión y mi locura.

Un aplauso para mis amigos, amigos de toda la vida, que aunque con mundos separados y diversos, se que siguen conmigo, Amigos de mi Promo, que siempre están conmigo y que siempre estarán para mi

Amigos que recién conocí, que hoy vuelven a tomar caminos diversos. Amigos que me regalaron una sonrisa en una mañana de trabajo, diversas bromas y conversaciones que hacían que nos conociéramos más. Amigas del trabajo como Katthy, siempre cómplice de mis bromas, confidente de mis locos enredos y siempre regalándome una sonrisa por mas estresada que pudiera estar. Rosa siempre coordinando, trabajando y dejando notar su sonrisa tierna ni bien pasada las seis de la tarde. Yrazely, la chica mas tierna del planeta, siempre dándome una sonrisa angelical cundo asomaba por la ventana de su salón o pasaba por la puerta. Carmen, nunca logré estar serio con ella, en nuestras conversación el doble sentido se hacia latente y nuestras risas no se hacían esperar. Yanira mostrando su cara de cansancio al final de una jornada laboral, bueno, también al principio. Sólo cambió ese semblante el último día de labores. Karín acompañante inacabable de mis retornos nocturnos al hogar e inacabable cómplice de noches extremas.

Sandra, últimamente mi talón de Aquiles, mi debilidad, la culpable de mis repentinos cambios de mirada, la culpable de mi intento tonta de enamorar. Protagonista de mis bromas más sinuosas, protagonista de mis fantasías románticas y la chica que con su perfume, da otro color a mis mañanas y que se convierte en un casi inalcanzable sueño.

El 2007 se llevo recuerdos antiguos y vagos, me confirmó amistades duraderas, me presentó nuevos amigos y cabalgó tan rápido que no logré notar su paso. Este año se me pasó cual tren bala, cual superman retrocediendo la tierra, cual Flash apurado, sin presagiar ni darme cuenta, ya estaba comiendo pavo y planeando mi fin de año.

Doy gracias a dios por este año, por hacerme comprender los cambios de la vida, el comprender que las personas no son siempre como te las imaginas, el comprender que mi vida no esta planeada, el saber que hay personas excepcionales a la vuelta de la esquina, el haber dado paso a una nueva vida, el haberme hecho tio y poder tomar la pequeña mano de mi sobrino, el haberme cuidado en mis noches locas y el no haberme desamparado en el recuerdo de mis MEMORIAS, que hoy las comparto con ustedes. Gracias por soportarme casi un año.

4 comentarios:

Franco dijo...

Feliz Año, pues amigazo! El 2008 será mejor para todos, y lleno de novedades.

El Tizon Bar dijo...

Pues mi amigo los años pásan y nos enseñana cosas y todo ese bla bla bla . De puta madre haber compartido mucho de este año juntos como antes. y espero que siga siendo asi. Jason

Mercedes dijo...

Estoy recontra tarde, pero espero que este ayo sea de muchas bendiciones para ti! Sabes que siempre te estare leyendo... Y ESPERANDO TU LIBRO!!!!!!!!

Bye

Giuliana dijo...

Que lindo que te acuerdes de los amigos que siempre te apoyaron y estuvieron contigo.. moementos xeveres, tristes, de nostalgia, divertidos, de aventura...etc. xq sola esas personas valen la pena mencionar y recordar =D