sábado, 22 de marzo de 2008

Mi Promoción x tres


Son pequeños pasajes de recuerdos de mi promoción del colegio y que forman parte de nuestro álbun de anecdotas.


1.- Era tercero de secundaria y teníamos la sana costumbre de mandar por los cielos todo tipo de útiles escolares que no estén custodiadas por sus dueños, el porqué lo hacíamos, nunca lo sabré. Al llegar de nuestra acostumbrada liturgia, corríamos a mil con tal de llegar rápido al salón y cuidar tus pertenencias. Ese día mi amigo se olvidó de eso y se quedó ayudando a arreglar las cosas de la misa. Grave error, cuando se dio cuenta lo que estaba haciendo y corrió rápido al salón. Nosotros ya nos habíamos apoderado de su mochila y sus cuadernos volaban a diestra y siniestra por el salón, hasta que agarramos el libro de ingles, que lo tenía en tan mal estado que sus hojas ya se salían. Al momento que surcó los aires, todas las hojas salieron despedidas por todo el salón. Fue inspirador, todo el salón se fundía con el vaivén de las hojas cuando caían. Al momento que se asomó por la puerta vio como todas las hojas de su libro caían despacio al piso. Ya con una sonrisa de resignación empezó a recoger cada hoja, armando lentamente su libro. Conmovidos por el suceso, le pasábamos la voz con un poco de burla, Coco acá esta la 19, Acá tengo la 82.


2.- Avanzada la noche, algunos amigos míos seguían bailando en aquel quinceañero, uno de nosotros decidió ir a descansar, en realidad decidimos que vaya a descansar, lo apremiante de la madrugada y lo extenuante de la noche había hecho mella en él. Una señora dadivosa tía de un amigo mío, al ver a mi amigo tan extenuado, pasado de copas y en estado catastrófico ofreció su carro para que él pudiera descansar. Lo llevamos a la parte posterior del vehículo y lo dejamos ahí. Después de bailar a más no poder la fiesta llegó a su fin, la clásica señal ineludible que te están botando, cuando poco a poco el volumen de la música va bajando nos hacia presagiar el fin. La señora dadivosa se acercó a nosotros y nos pidió que sacáramos a nuestro amigo de su carro, hijo ya saca a tu amiguito de mi carro que ya me voy. Infructuoso fue nuestro intento pues mi amigo no se movía, hasta que la señora en el afán de ayudar, entra y lo empieza a mover diciéndole. Hijito, hijito, despierta. Que habrá estado soñando mi amigo, quizás que ya tenía carro y era un súper empresario, que despertó y me dijo, oe saca a esta vieja de mi carro ya, y ya vamosnos a la casa, la señora con voz mas enérgica me dijo. YA, SÁCALO DEL CARRO.


3.- Es como si marcara su territorio, pero ahora dejar dormir a mi amigo después de tomar unas cervezas es peligroso. Después de un matrimonio alucinante fuimos a descansar, nos esperaban en la casa donde dormiríamos, llegando a ella seguían celebrando el acontecimiento, en su terquedad no entendió que ya estaba mal y que era preferible dormir, sin embargo su débil y pobre cuerpo siguió recibiendo licor. Nos dirigimos a dormir, mientras que sus desorbitados ojos nos despedían y seguía tomando. No nos dimos cuenta a que hora llego a dormir, solo nos despertamos a ver como se levantaba de la cama totalmente sonámbulo y empezó a alucinar como la cama era su baño y parado al pie de ella empezó a mixionar descaradamente. Le gritamos, pero él seguía sumido en su subreal mundo, con los ojos cerrados y con una sonrisa en sus labios. Cuando tratábamos de decirle el gran desastre que estaba haciendo, nos mandaba a callar, siempre con los ojos cerrados.
Cuando despertó le enseñamos su desastre y nos reíamos de su cara de estupor. Con ello descubrimos quien fue el infractor que había ocasionado daños similares en otras residencias. Múltiples chapas le cayeron a mi amigo, que creo ya se le ha quitado esa mala costumbre.


Promoción San Pablo Miki 98

4 comentarios:

Ornella Paz Ruiz dijo...

jaja esa promo san pablo miki! la muerte! es q tienen unas anecdotas y las sabes contar tan bien, que termino riendo como loca. Bien Domiguez, bien! =)

Glenn K. dijo...

Oe! lo primero fue en 3ero de secundaria... no en quinto....

Raúl Domínguez dijo...

Ornella: Esa promo de locos no? y algunas locas jeje.

Glenn: En quinto también pasó, como lo hicimos en los dos años, se presta a confusión.

Mercedes dijo...

Bien chistoso ah, no pense reirme hoy jojojojo
Bendiciones!!!