domingo, 29 de julio de 2007

Las LLaves II

Obviamente comenzaron por los más pedidos y los que ya estaban en la mira de padre director. Lo extraño fue que el padre le atinaba a todos los involucrados, obvio se le paso uno que otro que no tenían nada que ver.

Primero llamaron a un grupo y más que interrogarlos, los llamaron para decirles que ya sabían quienes habían participado, luego fueron llamando a persona por persona. Algunos no tenían nada que ver pero por estar en la cuerda floja, fueron interrogados, fue el caso de un compañero que no tuvo nada que ver y que también, sin ser parte de esto y por tener antecedentes lo separaron del colegio.

Para evitar esto, el padre astutamente llamó a alguien que ya estaba prácticamente con un pie fuera del colegio, el señor M.

Utilizaron la más vieja técnica para que una persona diga la verdad, no fue necesario un suero de la verdad o un detector de mentira, fue un simple juego de palabras para que nuestro amigo M soltara los nombres de los involucrados.

- M el carpintero que estaba a esa hora en el colegio ya ha visto a todos es mejor que me lo digas y poder ayudarte.

- ¿A qué vio a todos? ah entonces fueron tal, tal tal, tal, tal….

- Ah si


Y es así como el padre pudo saber con exactitud y de la boca de uno de nuestros integrantes, quienes habían participado. Muchos de los que estuvieron presentes ahí, fueron llamados en medio de la última formación del año. Señor LMS acercarse a secretaria a recoger su carta. Él fue la mente que maquinó esta burla fantástica al colegio, y siempre fue fiel a lo que pregonaba, por más que lo llamaron a dirección nunca soltó un nombre y ninguna situación. Quizás esa misma convicción fue la protagonista de su partida y de retirarse de ese colegio que lo había albergado por más de 10 años y alejarse temporalmente de los verdaderos amigos que todos formamos ahí.

Los demás 7 del gallo, en este caso de la llave, siguieron la misma suerte, en total se alejaron de mi colegio 10 personas (siete por las llaves y los demás por otros motivos) y quedamos reducidos a veintitantos, no recuerdo el número exacto.
Quizás no es una buena forma de recordar a una promoción, pero lo que destacan de nosotros, aparte de nuestra unidad, es la forma como hicimos esto, como lo inventamos, como lo llevamos a cabo y el coraje de hacer eso estando de director el padre JF, un icono de nuestro colegio.

Eso fue lo que paso, hubieron momento de diversión, el ver correr al flaco Guillermo buscando la manera como sacar la llave, viendo al portero Javier ensuciarse todo su ropa para meterse por ventana, ver a todo el colegio morirse de frio esperando a que arreglen la gracia que habíamos hecho, ver nuestra cara de desconcierto e incluso hipocritona, sorprendiéndonos de este hecho.

- Pucha que meleados para hacer eso
- Oe que mal ah


Pero también estuvo el momento en el que tuvimos que pagar por esto y decir a esas diez personas adiós. Después de esto, fueron dos años de no vernos mucho, de estar desconectados, por ahí uno que otro bajaba a la cancha, por ahí los veíamos por las calles de breña, pero cada uno trato de hacer su vida.

El señor M, que inocentemente delato a todos los 9 de las llaves, salió al año siguiente, no por conducta sino por bajo redimiendo, era un cero a la izquierda en historia, el decir sus notas produciría en él un dolor de estomago así que lo dejo ahí.

Después de quinto esa promo dividida por estas circunstancias se unió, y cada campeonato, disfruto el ver al integro de mis amigos, los que se separaron y los que ,con la gracia de dios, acabamos, los que vemos poco y vemos mucho, los que juegan y los que no juegan. Una promoción completa a la que debo mucho y seguiré debiendo, porque amigos como ellos no encontraré.

Colofón
El padre Director ya no está en el colegio, pero de aquí un agradecimiento por la formación que nos dio. Quizás el separar a tanta gente de mi promoción, era el papel que tenía que cumplir como director, tuvo fallas y también aciertos, pero gracias a su formación y la formación jesuita, podemos decir: Gracias SAN FRANCISCO JAVIER-JESUITAS

No hay comentarios: