sábado, 22 de septiembre de 2007

Sólo una oportunidad

Recién había acabado todo entre los dos y por más que trataba de olvidarla aún no lo lograba hacer. Debido a que nuestro mundo prácticamente giraba en un espacio pequeño, coincidí con ella en una fiesta, fiesta a la que ella acudió con su enamorado. Cuando entre y subí las escaleras lo primero que tuve que soportar fue el hecho de verlos abrazados y pasándola de lo mas bien, seguí de largo y me mezclé en el marullo de gente que había.
Sí, iba a pasarla bien, por el simple hecho que era un chico súper divertido, pero mientras este chico super divertido bailaba, mi mirada no podía dejar de irse a un lado tratando de buscarla y pensando que quizás ella me estaba mirando.

En realidad solo la vi dos veces más, disimulando mis caminatas al otro extremo del local, dónde ella se encontraba, y tratando de saludar a todo el mundo tratando de que ella se me cruce por un minuto a solas, pero eso nunca pasó.
F también estuvo ahí, era una chica a la cual había conocido un tiempo atrás, muy simpática y con la cual intercambiamos flirteos inesperados, pero que en realidad nunca se llegó a nada puesto que nunca se presentó la situación. Ese día, por más que era el chico súper divertido, no podía quitarme de la cabeza a mi ex. La verdad no se como pasó, en que momento comencé a conversar con F, en que momento me separa del barullo juvenil y estuvimos sentados solos lejos de todos.

Ya en la soledad y en la oscuridad de aquella fiesta, la tenía abrazada y ella se recostaba en mí, volteamos nuestros rostros para besarnos, pero no lo hicimos, quizás lo rápido del momento lo impidió, quizás mi pensamiento en mi ex seguía vivo, o solamente no la quería herir o tal vez por los rumores que correrían (porque ella estudiaba en el mismo colegio que mi ex) .Después de lo cercano que estábamos, lentamente nos fuimos separando terminando ese momento con un abrazo.

Después que me pasó la etapa pos rompimiento, quise volver a ese momento y besarla, descubrir que llevaba su beso, de que sabor eran sus labios, descubrir que hubiera pasado, pero las tontas dudas me asaltaron, dudas que se despejaron tiempo después. Después de aquella situación ya no vi seguido a aquella chica, las visitas a su casa se desvanecieron y su recuerdo se fue perdiendo. Situación como esta vuelven a mi cabeza por una cómplice foto, y descubrí que a partir de ese día decidí no huir a una situación así, que las dudas no te asalten cuando estés frente a una chica y date la chance de descubrir un beso sincero, un beso que podrá cambiar tu animo y tu mundo, nunca digas no a un beso, que a aparte de ser agradable, puede abrirte muchas puertas a ese mundo que quizás creíste haber perdido.

No hay comentarios: